• Por Antonio Méndez


Dirección: Tim Story.
Intérpretes: Ioan Gruffud, Jessica Alba, Chris Evans, Michael Chiklis.

Película basada en un cómic de Stan Lee y Jack Kirby. Con guión de Michael France (“Hulk”, “The Punisher – El Castigador”) y Mark Frost (“Los 4 Fantásticos y Silver Surfer”, “Los Creyentes”).

El científico Reed Richards (Ioan Gruffudd) quiere desvelar los secretos del código genético del ser humano viajando hacia el centro de una tormenta cósmica. Cuando los fondos gubernamentales son recortados, Reed acepta la financiación de su antiguo rival en la universidad, Victor Von Doom (Julian McMahon). En esta misión Reed y Von Doom están acompañados por la investigadora genética Sue Storm (Jessica Alba), el astronauta Ben Grimm (Michael Chiklis), y el hermano de Sue, el piloto Johnny Storm (Chris Evans). Un error de cálculo en la velocidad en la que se acerca la tormenta cósmica provoca que el genoma de la tripulación cambie y su ADN se vea alterado, modificando la naturaleza física de todos los tripulantes de la estación espacial.

Para disfrutar, por lo general, con la Marvel, nada mejor que releer (o leer) aquellas fantásticas y ya míticas ediciones de Vértice, “historias gráficas para adultos”, bien completas con aquellos memorables tomos en blanco y negro.

Para sobrellevar, por lo general, a la Marvel, nada mejor que ver alguna que otra adaptación de Hollywood como este “Los 4 Fantásticos”, título de un recomendable cómic que había inspirado el film de animación “Los Increíbles”.

los-4-fantasticos-critica-foto“Los 4 Fantásticos”, obra creada a comienzos de los años 60 por esa gran pareja dentro del mundo del tebeo como es Stan Lee, en el guión y Jack Kirby, en el dibujo, se engloba dentro de ese grupo de superhéroes marvelianos que actúan en grupo y que tantas glorias depararon a la casa con nombres como “La Patrulla X” o “Los Vengadores”, en donde se conglomeraban diferentes psicologías y superpoderes para combatir en conjunto al peligroso villano o villanos de turno/s.

Con esta adaptación cinematográfica de Tim Story, autor de “La Barbería” o “Taxi: Derrape Total”, se vuelve a viciar la naturaleza del cómic (“historias gráficas para adultos”) al aniñar el conjunto en pos de un entretenimiento blandengue con arritmias y sin estilo propio, muy frágil en el diseño de unos interesantes personajes con Michael Chiklis y Chris Evans aportando empaque a la Cosa y a la Antorcha Humana (y a sus clásicas interacciones, de lo mejor del film). Por su parte, Ioan Gruffudd y Julian McMahon no entusiasman y cumplen su papel de manera aséptica en el primer caso y excedida en el segundo. Jessica Alba, muchacha de buen ver pero de escaso distintivo en su imagen estandarizada de post-adolescente, es imposible de creer como científica sesuda.

La película posee un agradecido humor, aunque a veces parezca forzado. El guión resulta genérico, no siendo tampoco totalmente fiel en algunos aspectos al cómic original. Los apuntes románticos son bastante petarderos. La música de John Ottman no embriaga al estilo épico-repetitivo del John Williams más taquillero. La acción resulta rutinaria, con alguna escena de cierto nivel estético gracias a los efectos computerizados empleados para plasmar en escena las particularidades sobrehumanas de sus protagonistas.

Fichas en AlohaCriticón

Ioan Gruffudd
Jessica Alba
Chris Evans
Michael Chiklis
Kerry Washington


El cómic es un éxito que conlleva décadas de existencialismo, en las cuales se mostraban a los superhéroes de una forma mágica y heroica, pero que carecía de algún énfasis dramático o psicológico en los personajes, remontándonos a que eran personas con superpoderes, salvan al mundo y todos eran felices, fue cuando se decidió implementar una gama de oscurantismo al cómic, por el año de 1986 se decidió hacer a los superhéroes de una forma más dramática, menos superficial y más a la introspectiva, implantando tramas de carácter psicológico y adentrándose más allá de la figura “lycra” que emanaban las hazañas de estos superhéroes.

Todo comenzó cuando se decidió dar el primer gran paso con el caballero de la noche en el año de 1989, cuando Tim Burton decide dirigir “Batman”, con esto DC lleva la delantera a Marvel en el aspecto fílmico, después de esto, en contrarresto Marvel logra producciones de poca importancia como lo son “Capitán América” (1991) y “Los 4 fantásticos” (1994), ambas fueron un menudo fracaso que llevo a que Marvel se rezagara ante la potencia de DC; al pasar el tiempo pudimos observar las aceptables adaptaciones de la “Patrulla X” y un sinfín de bodrios que han sido llevados de la tinta a la pantalla grande.

Remontémonos al año 2005 y recordemos el sentimiento de oscurantismo y tramas psicológicas que se había implantado en el año 1986, analicemos y hagamos conciencia acerca de estas ideas que nos daba la oportunidad de conocer más allá a estos personajes del cómic, idea que hoy en día se a olvidado, pues nos sentamos a ver filmes como lo son “Los 4 fantásticso” y vemos un grave problema que atormenta a nuestra sociedad, pues han regresado los personajes lycra más fuertes que nunca, todo se emana de un punto superficial, vacuo y definitivamente desperdiciable, ¿dónde ha quedado el magnífico trabajo de Stan Lee?, si bien para mi gusto los cuatro fantásticos no son la mejor hazaña de este hombre, pues ya hemos visto a los X- men en su tratado de personajes, atmósfera, trama, guión, entre muchos otros rasgos rescatables de esta famosa Patrulla X, sin embargo nos topamos con pésimas adaptaciones de personajes del cómic, ejemplo de esto es la nueva película de “Los 4 fantásticos”.

Debemos bifurcar al filme en una adaptación y producción que ayuden a dar un buen resultado, cosa que no acontece en esta película, en primera por una mala adaptación de los personajes, los cuales se encuentran en un tratado demasiado exagerado en su aspecto superficial, no podemos conectarnos con alguno de ellos por la carencia en el tratado psicológico, es inexistente sus trastornos, sentimientos, pasiones y anhelos, todo se oculta detrás del único sentimiento que se postra: la desesperación. Seguido por otras exageraciones en su comportamiento normal, esto se refiere a que sabemos ciertas y grandes características de estos personajes y en la adaptación se han desenvuelto de forma totalmente inaceptable, de manera en que se muestra al científico (Reed) de una manera demasiado obsesa, que aunque a grandes rasgos es aceptable, como resultado nos da una actitud deplorable que desperdicia la inteligencia y la convierte en bufonería, seguido por un papel desalineado al ver a Sue de manera inadecuada, mordaz y hasta cierto punto incómoda, sin pasar por alto a la exageración bufonesca de la antorcha humana (Johnny) si bien ha cargado con el personaje 100% superficial, aunque no todo esta tan perdido, pues vemos a la Mole en un plano un poco dramático y psicológico, aunque muy decadente, si bien lo adecuado fue un aceptable Dr. Doom, el cual esta interpretado de manera muy adecuada por el actor Julian McMahon, el cual es el único que se salva de la quema, pues en esta ocasión a sido el único actor que hace justicia a su oficio, pues el resto del reparto no termina de cuajar o convencer.

Siendo sinceros la producción es mucho peor, pues se aprecia una trama demasiado floja, que divaga en la nada y no se concreta, todas la situaciones están acopladas al lucimiento superficial de los personajes, efectuada principalmente en su desesperación, secundado por el chiste fácil y muy forzado, destruyendo por completo al guión, el cual no tiene algo que sea rescatable, todo es un chiste risueño, de sonrisa o sopor, cayendo en la superficialidad innata que al pasar los minutos se vuelve insoportable.

Tampoco podemos decir que sea una excelente muestra de tecnología, pues en la mayoría de sus efectos especiales se nota una decadencia, no por decir que sean malos sino inferiores, sin pasar por alto una no muy sobresaliente banda sonora, que no ofrece algún producto sonoro inolvidable; lo que no podemos dejar en el tintero es que este filme será aceptado por grandes masas ya sea de freaks, gente que quiera pasar la tarde sin muchas exigencias o pobres ilusos en búsqueda de algo bueno, como yo.

Al ver estos puntos que ya e plasmado una pregunta es lo que nos debe surgir, ¿cómo enderezar esto?, en primera debemos recordar de que las cosas se hacen bien o mejor que no se hacen, en segunda por que se puede llegar al acuerdo de una secuela la cual esperemos esté apegada el sentimiento del superhéroe a la introspectiva, y por último un interés en querer sacar a los superhéroes de los comics de forma agradable e interesante, no por ganar dinero, sino por la satisfacción de hacer un buen trabajo.

Lucio Avila

Fichas en AlohaCriticón

Ioan Gruffudd
Jessica Alba
Chris Evans
Michael Chiklis
Kerry Washington

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:32    Promedio:3.6/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar