• Por AlohaCriticón

En estos dos tomos se recoge la antología poética de Leopoldo de Luis, escritos que recogen un sentir amargo y humanista del difícil período de posguerra con un cariz existencialista, existiendo en su persona influencias de Albert Camus y Jean-Paul Sartre, y una conciencia colectiva y social agitada por los problemas reales de su entorno.

Preocupada esencialmente por la condición del ser humano, la voz de Leopoldo De Luis, admirador de la obra de Antonio Machado, Miguel Hernández o Vicente Aleixandre, es una expresión grave y pesimista de una etapa difícil y desabrida, depuesta de manera artesanal por medio de su magnífico hacer poético que con el devenir de los años no perdió su calado humano y su perspectiva testimonial sobre la sociedad en la que el autor cordobés vivió.

Este es un pequeño ejemplo de su arte:

Me Espera

Aquí, en la habitación, sobre la cama,
me está esperando un muerto que aún respira.

Mira, como mirar, ya no me mira.

Mirar, como llamar, sí que me llama.

La luz apenas roza su figura
como un pájaro breve que si vuela
es sólo porque pone aire en la tela
que le cubre de frío y de blancura.

Me está esperando y sabe que es seguro.

La luz manda su sombra contra el muro
y hay en la habitación un vaho yerto.

Sabe que llegaré tarde o temprano.

Creo que me señala con su mano.

Me está esperando aquí en el cuarto un muerto.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Leopoldo de Luis

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:10    Promedio:3.8/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar