• Por AlohaCriticón

manic street preachers fotos pictures images discografia discography biografia biography albums

Surgida a finales de los años 80 como una interesante y abrasiva banda neopunk con trazas de los Clash, querencia hard rock a lo Guns N’ Roses, oscuridad a lo Joy Division, presunta actitud independiente, aunque bastante arrogante y fachendosa (afirmaban ufanos que tras su primer disco el grupo se separaría), e incisión lírica en cuestiones sociales y políticas, Manic Street Preachers se reciclaron en posturas más comerciales a mediados de la década de los 90 con un sonido más pulido y pop, con arreglos orquestales e influencias del muro de sonido de Phil Spector, los Smiths, o la épica FM de U2, sin olvidar pasajes jangle pop, punk-pop u homenajes a los Beach Boys.

El grupo, denominado en principio Betty Blue, fue creado en 1986 en la localidad galesa de Blackwood por el cantante y guitarra líder James Dean Bradfield, el guitarrista rítmico Flicker (de nombre auténtico Miles Woodward), el bajista Nicky Wire (de apellido real Jones) y el batería Sean Moore, primo de Bradfield.

Esta formación, influenciada por los grupos punk ingleses de los 70, grabó el single “Suicide Alley”, antes de que Flicker dejara el grupo para ser reemplazado por Richey James Edwards, con quien editaron en el sello Damage Goods el EP “New Art Riot” (1990).

Su estética semiglamera, sus directos explosivos, sus declaraciones provocativas, en especial de Richey James Edwards, y nuevos sencillos, ahora publicados en Heavenly Records, como “Motown Junk” y “You love us”, fueron agrandando la posición de culto de la banda.

Cuando un periodista puso en duda la autenticidad de la banda, Richey, bastante desequilibrado mentalmente, cogió una cuchilla de afeitar y escribió en su brazo “4 Real” (4 auténticos).

Este hecho proporcionó mayor popularidad al grupo en el Reino Unido y, en especial a la figura de Richey, quien además de tocar la guitarra rítmica, era el principal responsable de las letras junto a Nicky Wire, mientras que la música solía estar compuesta por James Dean Bradfield y Sean Moore.

Esta fama fue aprovechada avispadamente por Sony, compañía que fichó al grupo antes de grabar el single “Stay Beautiful”, tema que apareció en su disco debut, “Generation Terrorists” (1992), desabrido doble álbum con sonidos hard rock y punk-rock, letras ásperas y políticas y cortes como “Slash N’ Burn”, “You love us”, “Motorcycle Emptiness” o “Born to end”.

Aunque se habían jactado de que tras su disco debut iban a desaparecer del mapa para no venderse a la industria, el grupo olvidó su promesa y grabó su segundo LP, “Gold against the soul” (1993), con letras cetrinas que quieren atrapar la angustia de la juventud más acerba en buenos temas como “From despair to where”, “Drug Drug Druggy”, “Life becoming a Landslide”, “Roses in the hospital” o “Sleepflower”.

Fue un disco un tanto inferior a nivel compositivo, aunque más lustroso y pegadizo en su sonido que su primer trabajo, con un conjunto nada desdeñable.

Por esa época los problemas de los diferentes miembros se multiplicaron, en especial la fragilidad mental de Richey James Edwards, inmerso en depresiones, anorexia, abuso de alcohol y emperrado en automutilaciones.

Además en pleno Festival de Reading Nicky Wire afirmó de manera agilipollada que Michael Stipe, vocalista de R.E.M., tendría que tomar el camino de Freddie Mercury, quien había muerto en 1991 a causa del sida.

Al margen de esto el grupo editó su tercer álbum, “The Holy Bible” (1994), quizá el mejor trabajo de esta primera etapa. El LP estaba dedicado a Phillip Hall, representante de la banda que había fallecido en 1993. Es un gran disco, belicoso, muy sombrío, de carácter depresivo, con testimonios autobiográficos y grandes canciones que mixturaban punk a lo Clash y hard rock a lo Guns N’ Roses como “Yes”, “4st 7lb”, “She Is Suffering”, “Revol”, “Of Walking Abortion” o “P.C.P.”. Entre sus cuitas temáticas el grupo tanto aborda asuntos políticos como miradas a la prostitución o la anorexia. manic street preachers albums discos

Tras este álbum, el 1 de febrero de 1995, Richey James Edwards abandonó su hotel londinense y nunca más se supo de él.

Fue dado por muerto tras haber sido encontrado su coche cerca de Bristol, aunque, al estilo de las bolas de Elvis Presley, hay gente que dice que le pareció haberlo visto por Asia, concretamente paseándose tan campante por la India. Pues vale. Maravilloso.

El terceto restante prosiguió la senda de Manic Street Preachers en un período que les llevaría a convertirse en estrellas de las radiofórmulas.

Sin James grabaron “Everything Must Go” (1996). Es un álbum muy aprovechable que todavía contenía algunas letras del miembro desaparecido. El tono se aclaró bastante, el sonido se mostró menos abrasivo, más ligerito, y las canciones, como “Everything must go”, con una especie de muro spectoriano, “Australia”, “No surface all feeling” o “A design for life” (número 2 en el Reino Unido), resultaron de un cariz más lujoso, con suntuosos arreglos.

Este disco fue multipremiado en su país, logrando también excelentes ventas (número 2 en las listas de LPs) y críticas favorables.

Esta tendencia mainstream se afianzó con “This is my truth tell me yours” (1998), época en la quesus temas, más britpoperos y con una gradación casi de corte épico, ya comenzaron a ser promocionados sin medida en las masivas radiofórmulas más acnéicas y triviales.

Aún así, el disco, galardonado por los premios británicos de la música como el mejor del año, mostraba cierto talento para la composición y la ejecución, y así lo manifestaba el buen single, presuntamente sobre la Guerra Civil española, “If you tolerate this, then your children will be next” (número 1).

Otros cortes destacados de un álbum formulista que al igual que el anterior single llegó al número 1 en Inglaterra, eran la delicada “The Everlasting”, “Tsunami” o “My little empire”.

Para demostrar que todavía podían componer temas más agresivos los Manic Street Preachers sacaron de forma limitada el EP “Masses agains the classes” (2000), antes de publicar “Know your enemy” (2001), sangrantemente infravalorado, resulta un álbum mucho mejor que el previo y uno de los momentos más satisfactorios de su carrera.

Diverso, intenso y con bastante carga política, tanto sonaban en sus surcos vibrantes piezas garage-rock como “Found that soul”, “My Guernica” o “Dead Martyrs” como buenas composiciones pop-rock como “Ocean Spray” o la acústica “Let Robeson Sings”, power pop de “Freedom of speech won’t feed my children”, punk-pop con “Intravenous Agnostic”, el jangle pop de “The Year of Purification” o “His last painting”, competentes tributos a los Beach Boys con “So why so sad” o simpáticos guiños a los Bee Gees de los 70 en “Miss Europa Disco Dancer”.

Un tema del disco, “Baby Elian”, hacía referencia al lío montado con un niño y su retorno a Cuba. Esto fue aprovechado por la dictadura de Cuba para que Fidel Castro invitase por primera vez a la isla a tocar a un grupo de un país capitalista.

Después de “Know your enemy”, los Manic Street Preachers retornaron a las tiendas de discos con “Lifeblood” (2004), en donde recuperaban sus tendencias más pop.

Tres años después publicaron “Send Away the Tigers” (2007). Más tarde aparecieron “Journal For Plague Lovers” (2009) y “Postcards From A Young Man” (2010).

Sus últimos discos en estudio son “Rewind The Film” (2013) y “Futurology” (2014).

Discos Comentados en AlohaPopRock-AlohaCriticón

The Holy Bible (1994)
Lifeblood (2004)
Send Away The Tigers (2007)
Journal For Plague Lovers (2009)
Postcards From A Young Man (2010)
Rewind The Film (2013)



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies