• Por Javier Platas

george harrison living in the material world portada coverPublicado más de dos años después de “All Things Must Pass”, su primer e imprescindible trabajo en solitario, este álbum de George Harrison (producido a medias entre el propio George y el legendario Phil Spector) supuso un bajón a nivel artístico respecto al anterior. Bien es cierto que un disco menor de un talento tan grande como el de Harrison sería una joya en la discografía de muchos otros. A través de sus surcos podemos disfrutar de su inconfundible guitarra slide, de esos pianos beatleianos, de su habilidad escribiendo hermosas y emotivas melodías, de sus letras maduras y reflexivas de honda carga espiritual y sobre todo de su maravillosa, sensible voz.

Sin embargo se reitera demasiado en su tono melancólico-tristón. Hay varios temas poco inspirados con pomposos arreglos spectorianos que acentúan en exceso el aspecto melodramático.

No obstante contiene cortes muy destacados como el clásico “Give Me Love (Give Me Peace On Earth)”, la bluesy “Sue Me, Sue You Blues”, la animosa pieza homónima en donde suena una tabla hindú rememorando sonidos orientales de algunas de sus creaciones con los Beatles, la bellísima balada “The Light That Has Lighted The World” y especialmente “Don’t Let Me Wait Too Long”, todo un prodigio melódico que evidencia una vez más la enorme sensibilidad pop de este grande entre los grandes.

Ir a la biografía AlohaCriticón de George Harrison

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies