• Por Javier Platas

joy-division-unknown-pleasure-albumCrítica

Este primer álbum de Joy Division es uno de los trabajos clave de la historia del rock.

Publicado en plena era post-punk, se trata de un disco fascinante, con atmósferas opresivas y malsanas que dejaron amplia huella en bandas como The Cure o Interpol por citar dos de los nombres más reconocibles que se han visto cautivados por su sonido.

La profunda voz del malogrado Ian Curtis, junto a sus textos apocalípticos y depresivos, son parte fundamental de “Unknown Pleasures” y del estilo de Joy Division, pero no debe ser obviada la perfecta sinergia instrumental de la banda de Manchester con mención especial para el bajista Peter Hook y el guitarrista Brian Albrecht (posteriormente Sumner).

Tras el suicidio un año después de Curtis el grupo se disolvió y se transformó en New Order, adoptando el techno-pop como expresión sonora pero alejados del nivel de esta contundente obra maestra.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Joy Division