• Por Javier Platas

motorpsycho-timothys-monster-albumCrítica

Si hay un adjetivo que define a la perfección a este doble álbum de los noruegos Motorpsycho, ese es “excesivo”.

Estamos en el año 1994 y se perciben en este cuarto disco de su discografía claras influencias de las escenas grunge y shoegaze de la época, además de sonidos hard rock de tintes progresivos, noise rock, psicodelia e incluso algún corte de melódico power pop como puede ser el inicial “Feel”.

Pero a pesar de temas de indudable calidad como la referida “Feel”, “Kill Some Day”, “Beautiful Sister” o “Wearing Yr Smell”, sus casi 100 minutos de duración se hacen muy pesados especialmente en composiciones larguísimas, de más de diez minutos (alguna casi veinte) en las que conviven buenos momentos con muchos pasajes de puro relleno que no aportan nada digno de interés. Hablamos de títulos como “Giftland”, “The Wheel” o “The Golden Core”.

motorpsycho-grupo-fotosEn definitiva, un pretencioso trabajo lleno de buenas intenciones, con apuntes de gran disco pero que se ve lastrado por una desmesurada ambición, además de por una falta de definición en su propuesta que provoca cierta confusión y hasta desconcierto.

Le falta un mayor enfoque y mucha más concreción y le sobra por lo menos la mitad de su minutaje para ser considerada como la obra maestra que pretendía ser.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Motorpsycho

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:0    Promedio:0/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar