Buscar:
Menú
Inicio El Criticón
Inicio Aloha Criticón
Estrenos de cine
Novedades en DVD
Críticas de películas de todos los tiempos
Estrellas del cine actual
Protagonistas del cine clásico
La Taquilla de cine
Trivial de Cine, Música y Literatura
Libros de Cine Clásico
Películas recomendadas
Preguntas y respuestas de cine, música o literatura
Preguntas Cine- Orden Alfabético
Archivo de Noticias
Autores de las críticas, biografías, respuestas...
Aviso Legal
Publicítese en AlohaCriticón
Contacto

Libros Aloha Discos
Libros Críticas Cine Clásico
Fallo XXI Certamen de Relato Corto
Algunas Críticas
-> Capitán América: El Soldado De Invierno
-> Ocho Apellidos Vascos

-> Y Muchas Más...

Intérpretes
-> Andrew Garfield
-> Emma Stone

-> Y Muchos Más...

Clásico
-> Evelyn Ankers
-> El Hombre Leopardo

-> Y Muchos Más...

Preguntas Cine
-> Bette Davis inculpando a otra...
-> Estación Polar Con Monos

-> Y Muchas Más...

Más AlohaCriticón
> Libros - ViajeLiterario
> Música - AlohaPopRock
> Trivial Aloha de Cine, Música y Literatura
> RSS

El Gabinete Del Doctor Caligari (1919) de Robert Wiene - Crítica
Compartir:  Compartir en Facebook   Compartir en Twitter   Compartir en Google Buzz   Añadir a Yahoo   Enviar a Meneamé   Enviar a Digg   Enviar a MySpace   Enviar a un amigo
Puntuación lectores
8.6/10Vota tú esta película

EL GABINETE DEL DOCTOR CALIGARI (1919)

Director: Robert Wiene
Intérpretes: Werner Krauss, Conrad Veidt, Lil Dagover, Friedrich Feher.

Mediante un flashback, se nos cuenta la historia del Doctor Caligari (Werner Krauss), un hipnotista que utiliza sus poderes para cometer asesinatos por mediación de un extraño ser llamado Cesare (Conrad Veidt).

Si existe algún título que epitomize el expresionismo alemán ese es "El gabinete del Doctor Caligari", una película producida por el esencial Erich Pommer, que en principio iba a ser dirigida por Fritz Lang, pero finalmente fue realizada por Robert Wiene, ya que Lang se encontraban en pleno proceso de rodaje de "Las Arañas".

La mayor importancia de esta tendencia estética es que intenta dotar al mundo del cine de un concepto artístico al margen de la simple representación realista, es decir, se otorga a la plasmación en imágenes de una percepción estética más allá de su significación como captación objetiva de una situación.

Los fuertes contrastes de luces y sombras, casi sin términos medios, la exageración en las interpretaciones (que han quedado un tanto desfasadas), la simbología en las formas distorsionadas, maquillaje y vestuario, o el rodaje en interiores como representación irreal de un contexto delirante, adecuados con pinturas de Walter Reimann, Hermann Warm y Walter Rorigh, son recursos empleados como instrumento expresivo del sentir de sus personajes, que recogen un universo extraviado, malsano y horripilante, abordando de manera pesimista la vorágine irracional del ser humano y sus mandatarios, con la locura como basamento principal del film.


Un hombre relata a un amigo la terrible historia del Dr. Caligari, un conocido ilusionista quien tiene a su disposición a Cesare, el cual ha permanecido por veintitrés años bajo estado de hipnosis y tiene según su amo la increíble habilidad de predecir el futuro.

Una joya imprescindible del séptimo arte. Constituye junto a Nosferatu (1924) de F.W Murnau las dos obras maestras del expresionismo alemán.

Rodada por Robert Wiene, luego de que Fritz Lang dimitiera debido a un compromiso en otra cinta. El film se divide en seis actos en los que somos testigos de las peripecias del Dr. Caligari (Werner Krauss) y su eterno y misterioso acompañante Cesare (Conrad Veidt) en un pequeño pueblo germano, iluminado por la llegada de una feria, pero también azotado por varios crímenes exentos de un perpetrador.

Magnifica puesta en escena, un diseño de producción vanguardista, en el que se denota una mezcolanza de bizarría en los decorados y una más que lograda acentuación de perfiles psicológicos, en cuanto al extravagante y tétrico maquillaje y vestuario del reparto, los cuales merodean con un delicado aire sepulcral, cubiertos por una cuidada atmósfera espectral.

Un cuento de terror que funciona tanto por su aspecto visual como por su oscura naturaleza. Daría inicio a posteriores tendencias icónicas como los míticos monstruos de la Hammer o la influencia contemporánea contemplada en autores como Tim Burton, Terry Gilliam o David Lynch.

El film demuestra la sagacidad de Wiene en la narración, presentando como base un extenso flash back, el uso constante del iris y un prodigioso montaje que llevará al espectador a presenciar el nacimiento de una eterna duda, un relato donde la ambigüedad cobrará un nueva victima.

Pierluigi Puccini


Con El Gabinete del Doctor Caligari podemos hablar de la primera película claramente expresionista. Se inicia así un periodo dentro del cine mudo alemán en el que directores como Lang, Murnau o el propio Wiene, mostraran en la pantalla un reflejo distorsionado de la realidad. Esto permite los excesos en las interpretaciones y la simbología propia del cine expresionista.

Toda la película transmite una atmósfera inquietante. En este sentido es estupenda la primera aparición de Cesare el sonámbulo, mostrando una actitud amenazante con uno de los asistentes a la atracción del Dr. Caligari. Se convertirá en su próxima víctima.

Una buena muestra de lo que es el cine expresionista queda plasmado en las secuencias de las huidas tanto de Cesare como del Dr. Caligari a través de esos decorados arquitectónicos irreales y fascinantes.

El cine expresionista influenció a otros géneros cinematográficos, pero de forma muy especial al cine negro. Viendo esta película se reconocen muchas similitudes entre ambos: el inicio de la narración con un Flash-back, la iluminación tenebrosa o el uso de las sombras.
Un buen ejemplo de esto último, lo vemos en la secuencia que nos muestra el segundo asesinato con un fuera de campo y proyectando su sombra en la pared. Crea más angustia el hecho de apartar la cámara que el ver el asesinato de forma explícita.

Me gustaría resaltar algunos aspectos del montaje que me sorprendieron. En algunos cambios de secuencia utiliza unos fundidos de entrada y salida muy originales. También en varios planos oscurece gran parte del fotograma para crear encuadres más pequeños y señalar acciones determinadas.

Sólo hay una cosa que no me gustó al ver la película pero que nada tiene que ver con Robert Wiene ni la productora Decla.
Creo que hubiera sido mejor conservar los rótulos originales en alemán (de un diseño extraordinario) para la versión en castellano, ya que en esta se substituyen por unos hechos con ordenador que fastidian bastante. Se podría haber mantenido los rótulos originales insertando la traducción al castellano en la parte de abajo.

Josep Buch

© Aloha Criticón. Todos los derechos reservados.

 

Estrenos con Tráilers


Críticas


Estrellas

Aloha PopRock El Criticón Viaje Literario
Biografías y discografías
Novedades discográficas
Discos Recomendados
Preguntas Rock
Críticas de discos
RadioPsico60s
Libros-Guías Rock
Trivial Aloha
Estrenos de cine
Novedades en DVD
La Taquilla
Películas recomendadas
Críticas de películas
Estrellas del cine actual
Intérpretes cine clásico
Libros Cine Clásico
Novedades literarias
Libros más vendidos
Literatura en el cine
Libros recomendados
Biografías de escritores
Comentarios de libros
Certamen Relato Corto
Citas de escritores
© Aloha Criticón. Todos los derechos reservados.
Aviso Legal |  ¿Quiénes somos? |  Publicidad |  Contactar |  RSS  ]