• Por AlohaCriticón

NOSFERATU, PRÍNCIPE DE LAS TINIEBLAS (1988)

Dirección: Augusto Caminito.

Intérpretes: Klaus Kinski, Christopher Plummer, Barbara de Rossi, Donald Pleasance.

El profesor Paris Catalano (Christopher Plummer) llega a la ciudad de Venecia a requerimiento de Helietta Canins (Barbara de Rossi).

Esta película, la segunda vez en la que el actor alemán Klaus Kinski encarnó a Nosferatu tras el film dirigido por Werner Herzog, padece principalmente por los problemas de producción que sufrió el rodaje, participando varios directores en la narración de un film con una atmósfera muy sugestiva ambientando la acción en la ciudad de Venecia, y un tempo calmoso, frío, velado, que no termina de estimular una trama casi inexistente que recae de manera anémica en muchos tópicos del género, con diatribas sobre la eternidad, la vida y la muerte y las imprescindibles vinculaciones romantico-eróticas del mito representado, a quien también enlazan de manera incomprensible con unos gitanos españoles danzando en la playa (¿será por su procedencia de Rumanía?).

Kinski, en esta ocasión y pervirtiendo la estética clásica del personaje apareciendo con el pelo largo, mostró muchas objecciones con los diferentes directores, teniendo que terminar la película el propio productor y guionista del film, siendo esta su única película en estas tareas.

Al lado de Kinski intervienen dos ilustres intérpretes, Christopher Plummer, que poco aporta en su desaborido papel de sosias de Van Helsing y el ubícuo Donald Pleasance, cuyo personaje no se sabe qué demonios pinta en la película.

A destacar la partitura de Vangelis y Luigi Cecarelli, la presencia bailando de La Chunga y el fantástico cuerpo desnudo de Anne Knecht.

Enlaces

Klaus Kinski

Christopher Plummer

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:5    Promedio:2.5/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar