• Por Antonio Méndez

matthew-sweet-tomorrow-forever-albumCrítica

Después de muchos años sin grabar como solista, ocupado en colaboraciones varias (como la edición con Susanna Hoffs de versiones de algunos de sus temas favoritos), Matthew Sweet publicó “Tomorrow Forever”, un disco adornado con pinturas de arlequines realizadas por el artista Jean Maio a comienzos de los años 60.

Este trabajo, compuesto por 17 canciones, está marcado por la muerte de su madre, con lugar para la evocación desde el dolor, la tristeza de la ausencia, la melancolía del recuerdo…

Matthew dejó California y volvió a residir en Nebraska, vuelta a las raíces que se manifiesta también en su sonido en este disco con colaboraciones de sus habituales Ric Menck y Paul Chastain (ambos del interesante grupo Velvet Crush), Debbi Peterson (de las Bangles), Rod Argent (de los Zombies) o Gary Louris (de los Jayhawks) y de excelentes guitarristas como Jason Victor, Valentine McCallum o John Moremen, quien estuvo en un conjunto power pop denominado The Neighbors.

La pasable apertura, “Trick”, muestra la influencia del power pop 70’s en Sweet, con riffs, melodías y armonías que tanto recuerdan a los Raspberries como a los Knack… la relatividad de lo real, siempre es cuestión de la luz…

Una de las mejores melodías pop de “Tomorrow Forever” es “Entangled”, medio tiempo con guitarra de 12 cuerdas, mezcla acústica y eléctrica, armonías dobladas por el propio Matthew y evasión… soñando en otra dirección, nos encontraremos en otra dimensión…

La herencia de la música de Neil Young con los Crazy Horse en Sweet es perceptible en “Pretty Please”, un blues rock con triple guitarra eléctrica (Sweet, Jason Victor, Chastain) en donde destaca el solo de Victor y el órgano de Matthew.

matthew-sweet-foto-tomorrow-forever-criticaMuchas canciones son derivadas del fallecimiento de su madre. Una es la balada “You Knew Me”… no volveré a verme en el reflejo de tus ojos, nunca querré a nadie como a ti… Es nostálgica, triste, melódica, con slide guitar y piano.

Más melancolía en “Circle”, canción con potentes guitarras. Un power pop estilo Badfinger o Raspberries. También suena como cuando Tom Petty fue producido por Rick Rubin.

Uno de los cortes con la presencia de Rod Argent es “Haunted”, épica sobre amor pérdido (¿su madre?)… nada puede sobrevivir al frío… Gran sensibilidad, fenomenal interacción entre tres guitarristas con punteos blues, piano clásico de Argent… te siento conmigo aunque no te vea.

“Country Girl” posee una intro folk a lo “Blackbird” de los Beatles antes de desarrollarse en un country lento con armonías de Gary Louris de los Jayhawks. En ocasiones suena como Neil Young. En otras como REM. Instrumentalmente, hay hueco tanto para el dobro como para la mandolina o la steel guitar.

Neil Young es claramente la influencia de “Off The Farm”… balada de voz ominosa con interesante estructura. Matthew toca en esta pieza el melotron.

Más voces de Gary Louris en “Nobody Knows”, melódico medio tiempo pop… caminando entre la luz donde nadie sabe, nadie mira… Pegadizo tema.

El tema lento “The Searcher” es la pieza más “psicodélica” de “Tomorrow Forever”, con Matthew en el órgano y una intro que recuerda el “Black Velvet” de Alannah Myles. Bases blues rock para una búsqueda de significado vital.

Power pop con repique jangle en “Music For Love”, otro corte melódico de contagioso estribillo sin demasiadas pretensiones en su estructura… grito pero no encuentro respuesta…

Vuelven las guitarras rotas a lo Young/Crazy Horse en “Bittersweet”, otra balada con trazos blues.

“Come Correct” muestra que Matthew Sweet también sabe grabar funk bailable… wah wah, slide… entre Tom Petty y los Genesis de los años 80.

Fenomenal riff en la estupenda “Finally”, mezcla power pop/garaje con John Moremen demostrando su valía como guitarrista.

“Carol” podría ser grabada por REM a comienzos de los 90.

“Hello”, de nuevo con Argent en el piano, es la canción más aburrida y desenfocada del disco; y otra balada, “End Is Near” cierra de forma excelente… confía en mí como hiciste antes… con juegos vocales, melotron, slide, toques de psicodelia, un buen estribillo…

Disco meritorio de un músico que rara vez defrauda.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Matthew Sweet

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:1    Promedio:3/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar