• Por Antonio Méndez

Crítica

Este nuevo recopilatorio de Morrissey en solitario, que se une a los previos “Bona Drag”, “The Singles Collection”, “World of Morrissey” y varios “The Best”, recoge esencialmente una mezcla de varios temas de sus dos últimos (y sobresalientes) discos en estudio, “You Are The Quarry” y “Ringleader Of The Tormentors”, junto a dos temas nuevos y unos pocos clásicos de sus anteriores trabajos como solista, los más de mayor trascendencia “Everyday Is Like Sunday” y “Suedehead”.

La compilación, a pesar de la inclusión de esos dos cortes nuevos sin demasiado interés, no aportará nada de interés a los conocedores de su discografía, pero permitirá iniciarse muy parcialmente a los néofitos en la misma, aspecto sesgado de su obra que no menoscaba la oportunidad de conocer unas óptimas canciones que tanto se asientan en un romanticismo desalentado, como en la consideración social o política, o en la referencia cultural que nutre parte de su bagaje como autor.

Como letrista y acompañado en la escritura musical por gente como Jesse Tobias, el productor Stephen Street, Alain Whyte o Boz Boorer, el ex vocalista de los Smiths ofrece un recorrido consistente de piezas jangle pop con sonidos de repicantes guitarras, melodías de creciente encanto, lírica sensibilidad, y una afectación vocal de crooner abatido que ayuda a enfatizar puntualmente sus historias de dominante carácter melancólico y pesimista.

De “You Are The Quarry” escoge para este álbum “First Of The Gang To Die”, dinámica pieza de pop guitarrero con manierismo vocal y escenario de pandas criminales urbanas con heroísmo-romanticismo trágico; “Irish Blood, English Heart”, canción con espíritu de concordia entre diferentes; “Let Me Kiss You”, corte de narración radiante sobre el encuentro amoroso bajo el sol, emocional y melódica, acentúa con una elegante guitarra su intercambio de fluidos tras el intercambio de fluidos; y “I Have Forgiven Jesus”, con piano eléctrico a lo Beatles interpretado por Roger Manning y pretencioso perdón, nada más y nada menos que a Jesucristo, ya que en un momento dado le abandonó pero le ha dado tanto, tanto, tanto amor que le perdona… y eso a pesar de no sentir recompensa ni reciprocidad en tantísima querencia a la humanidad.

Del fenomenal “Ringleader Of The Tormentors” toma “In The Future When All’s Well”, canción con riff a lo “Get It On” de T. Rex en donde manifiesta un optimismo irónico; “I Just Want To See the Boy Happy”, tema con flamígeras guitarras en donde la perspectiva de la narración recae en un moribundo que pide a Dios un mejor futuro y lo ejemplifica en el niño del título de la pieza; o “The Youngest Was The Most Loved”, con una sirena como preludio de una historia de protección excesiva infantil y génesis de un marginal con rasgos psicopáticos. Posee una rara intensidad recalcada en su objetivo por un coro de niños en el estribillo y la afectación vocal en el outro. Otro corte de “Ringleader of the Tormentors” es “You Have Killed Me”, medio tiempo jangle pop con homenaje al cine italiano, citando a Pasolini y su película “Accatone”, a Luchino Visconti o a la visceral Anna Magnani. Estupendo estribillo.

Al margen de los dos últimos discos citados, aparece la versión en directo de “Redondo Beach”, tema de Patti Smith, el “Everyday Is Like Sunday”, canción de “Viva Hate” de poética imaginería y lujosos arreglos que nos traslada a un paseo por una localidad costera asolada tras un ataque nuclear; “Suedehead”, uno de los temas (también de “Viva Hate”) más cercanos a su etapa con Johnny Marr en los Smiths en donde se muestra ofuscado porque han leído su diario y desnudado su intimidad; “The More Ignore Me The Closer I Get”, canción incluida en “Vauxhall and I” sobre (aparentemente, ya que podría ser alegórica) obsesiones y ligazones románticas forzosas; y “The Last of the Famous International Playboys” (aparecido originariamente en el recopilatorio “Bona Drag”), en donde rememora a los hermanos Kray, gángster británicos de los años 60.

Las nuevas, bastante intrascendentes, son “That’s How People Grow Up”, canción en la que suena una voz inicial femenina a lo Yma Sumac en donde Morrissey trata la búsqueda infructuosa del amor y la posterior decepción del buscador por no encontrar la persona adecuada; y “All You Need Is Me”, tema con acerados riffs hard rock y tema de dependencia amorosa con referencias a su infancia y de nuevo ecos, principalmente vocales, de Marc Bolan.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Morrissey

Ir a la biografía AlohaCriticón de los Smiths

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:14    Promedio:4.6/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar