• Por Javier Platas

ramones 1976 cover albumCrítica

Con esta arrolladora obra maestra, los Ramones (bebiendo de eclécticas fuentes como Chuck Berry, Rolling Stones, Stooges, Beach Boys, Beatles, el bubblegum de Buddah Records, el surf 60s o el glam de T. Rex) iniciaban su extraordinaria discografía que junto a sus poderosos conciertos les llevaron a convertirse en una de las más disfrutables e influyentes bandas rock de todos los tiempos.

Con un estilo que aúna en un cóctel explosivo géneros tan diversos como el punk, el rock, el bubblegum pop y el surf, la banda de Queens construyó un primer disco lleno de vertiginosas y estimulantes piezas con potentes riffs, estribillos coléricamente infecciosos y unos simpáticos, divertidos y en su mayoría intrascendentes textos con constantes referencias a la cultura trash y pop.

Es casi inútil destacar títulos. Los himnos “Blitzkrieg Bop” y “Judy Is A Punk”, al lado de otros incombustibles temazos como “I Wanna Be Your Boyfriend”, “Chain Saw”, “I Don’t Wanna Go Down To The Basement”, “Loudmouth”, “Havana Affair”, “Listen To My Heart”, la versión del clásico de Chris Montez “Let’s Dance” (escrito para Montez por su productor Jim Lee), o “Today Your Love, Tomorrow The World” son parte de un fabuloso álbum con el que todo el mundo amante de la buena música debería tener el placer de regocijarse. ¿Qué los Ramones repitieron siempre su básico sonido epitomizado en este magistral inicio? Pues mucho mejor para todos.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Ramones

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies