• Por AlohaCriticón

blood sweat tears fotos pictures discos discography discografia biografia biographyBiografía

Blood, Sweat & Tears fue una banda neoyorquina que causó sensación a finales de los años 60 por su mezcla entre rock, jazz y música clásica.
Esta fusión ofreció un sugestivo sonido en el que cabían trazos de soul, psicodelia y blues dentro de unas composiciones sobresalientes que con el tiempo permanecieron presas de esta naturaleza, convirtiéndose en un ejercicio aletargado de onanismo instrumental que terminó por hacer sucumbir el conjunto.
Este grupo derivó del talento del cantante y teclista Al Kooper (nacido el 5 de febrero de 1944), excomponente de The Blues Project, banda en la que también se encontraba el guitarrista Steve Katz (nacido el 9 de mayo de 1945).

Ambos querían desarrollar un grupo en el que confluyera el rock con el jazz.
Para ello contaron con el advenimiento del bajista, antiguo miembro de Buffalo Springfield, Jim Fielder, el batería Bobby Colomby y una sección de viento, segmento de peso para el sonido del nuevo grupo. Estaba compuesta en principio por el saxofonista Fred Lipsius, el trombonista Dick Halligan y los trompetistas Jerry Weiss y Randy Brecker.

blood-sweat-tears-child-father-album-debutDespués de darse a conocer por la Gran Manzana con sus conciertos en diferentes clubes, los Blood, Sweat & Tears lograron llamar la atención del sello Columbia, para el que grabaron su primer LP, “Child Is Father To The Man” (1968), un fenomenal y elegante album producido por John Simon, quien también colaboró instrumentalmente en su elaboración.
En principio, y a pesar de la gran calidad del mismo, el disco no fue un éxito masivo de ventas, hecho que provocó las primeras disensiones en el seno de la formación.

El principal mentor y alma del grupo, Al Kooper, se cansó de que sus compañeros y la casa de discos desconfiaran de su capacidad como vocalista y dejó el grupo para dedicarse a tareas de producción y dar inicio a su carrera en solitario con el LP “I Stand Alone” (1969).
Fue reemplazado en Blood, Sweat & Tears por David Clayton-Thomas (nacido el 13 de septiembre de 1941), quien se convirtió en pieza clave del éxito próximo de la banda.
Otras bajas se produjeron tras la marcha de Kooper, ya que Randy Brecker y Jerry Weiss decidieron tomar sendos rumbos en otras formaciones.

Para la grabación de su segundo disco, “Blood, Sweat & Tears” (1969), un álbum producido por James William Guercio, quien había trabajado previamente con The Buckinghams y Chad & Jeremy, se incorporaron, además de Clayton-Thomas, los trompetistas Lew Soloff y Chuck Winfield, y el trombonista Jerry Hyman, ya que el anterior trombonista, Dick Halligan, ocupó el puesto vacante de Kooper en los teclados.

blood-sweat-tears-2-1969-albumsEl segundo LP fue otro gran disco en el que, además de incluir temas propios versionaban a gente tan dispar como el compositor clásico Erik Satie, la cantautora Laura Nyro o el grupo psicodélico británico Traffic.
Con este álbum consiguieron un enorme triunfo comercial tanto en las listas de sencillos (con “Spinning Wheel”, “You Made Me So Very Happy”, and “And When I Die”) como en las de LPs, llegando al número 1, consiguiendo el Premio Grammy al mejor disco del año 1969 y a la mejor canción del año por “Spinning Wheel”.

“Blood, Sweat & Tears 3” (1970) resultó un disco inferior a sus precedentes aunque las ventas continuaron en alza, alcanzando el número 1 en LPs.
En el álbum, que contiene su éxito en single “Hi-De-Ho”, un tema compuesto por la pareja Goffin/King, volvían a versionar a Laura Nyro y a Traffic, además de a James Taylor y a los Rolling Stones.




Su complacencia con la política gubernamental de su país, en una época convulsa y de pose protesta en parte del panorama rock, y su tendencia a la autoindulgencia sonora, llevaron a gran parte de la crítica a alejarse de los postulados de un grupo que grabó en la época trabajos menores, entre ellos el subestimado “Blood, Sweat & Tears 4” (1971), último disco en el que apareció su cantante David Clayton-Thomas hasta su regreso años después.
Los posteriores cambios de componentes no lograron recomponer la cohesión necesaria para enmendar el sonido inicial de la banda y discos como “New Blood” (1972), “No Sweat” (1973), “Mirror Image” (1974) o “New City” (1975), álbum que recuperaba a Clayton-Thomas, hicieron poco por levantar la gloria pretérita de Blood, Sweat & Tears.
Sus últimos LPs en estudio fueron “More Than Ever” (1976), “Brand New Day” (1977) y “Nuclear Blues” (1980).

La banda todavía, con muchos cambios en la formación, sigue tocando en directo.

Discografía comentada en AlohaCriticón

Child Is Father To The Man (1968)
Blood, Sweat & Tears (1969)
Blood, Sweat & Tears 3 (1970)