• Por AlohaCriticón

13th floor elevators biografia biography albums discos fotos images pictures discografia discography

Cuando se acrisolan las vibraciones y ritmos garajeros con el consumo intensivo de ácido, el mundo sonoro de inclinación stoniana, propagado por experiencias lisérgicas, se convierte en un excitante paisaje policromo de instrumentación narcotizada y efusividad vocal: la psicodelia de los 13th Floor Elevators.

Uno de los primeros grupos en transferir los efectos de las drogas en sus composiciones musicales fue esta banda de Texas, creada en 1965 en Austin, la capital del estado. El primer nombre del grupo fue The Lingsmen, una formación integrada por el cantante Max Rainey, el guitarrista Stacey Sutherland, el bajista Benny Thurman y el batería John Ike Walton. A los pocos meses de su creación, Rainey abandonó el proyecto y se incorporaron dos nuevos nombres, que resultarían esenciales para el devenir del grupo.

Uno de ellos era el cantante Roger Kynard Erickson, más conocido como Roky (las dos primeras sílabas de sus dos nombres) Erickson (ex miembro de los Spades) y Tommy Hall, intérprete del jug eléctrico. Una proposición de Clementine Hall, la mujer de Tommy, supuso la rebautización del conjunto tejano como 13th Floor Elevators.

A comienzos del año 66 y en un sello local grabaron el sencillo “You’re gonna miss me” (cara b “Tried to hide”), una canción que había sido compuesta por Erickson en su época con los Spades. La compulsiva vocalidad del cantante y la dinámica percusión obtenida del original sonido del jug de Hall se convertirían en las dos principales características de los temas de la banda, un recorrido por la devoción sensorial del LSD.Después de actuar con bastante seguimiento por el estado de Texas fueron descubiertos por Lelan Rogers (hermano del famoso cantante de country Kenny), quien les consiguió un contrato con el sello International Artists, en donde reeditaron el single, consiguiendo entrar en listas de ventas en el puesto número 55. El LP se tituló “The Psychedelic Sounds of The 13th Floor Elevators” (1966), un disco clave en la historia de la psicodelia que contenía sensacionales temas como el citado sencillo, “Reverberation” (su segundo single), la balada “Splash 1”, “Roller Coaster” o la soberbia “Fire Engine”. 13th floor elevators albums discos

El consumo abusivo de drogas les llevo a ser arrestados y perseguidos en bastantes ocasiones y hartos de tanto acoso se largaron a San Francisco, en donde actuaron en varios clubes con bastante éxito. Roces internos también conllevaron la marcha de Thurman, que sería sustituido en el bajo por Ronnie Leatherman, y éste posteriormente dejaría el sitio a Dan Galindo. El batería John Ike Walton también dejaría el grupo siendo reemplazado por Danny Thomas.

En 1967 grabaron “Easter Everywhere” (1967), un infravalorado trabajo que recuperaba en parte las buenas constantes de la formación psicodélica, en especial en temas como “Slip inside this house”, “She Lives (in A Time Of Her Own)” o “I’ve Got Levitation”.

13th floor elevators pictures fotosCon posterioridad su casa de discos presentó “13th Floor Elevators Live” (1968), disco presuntamente grabado en directo que no era más que unas cuantas tomas falsas con aplausos añadidos. La jugada no les salió bien y tras el arresto de Roky y Stacey Sutherland por posesión de marihuana el grupo terminó desapareciendo, no sin antes dejar publicado el último y estimable LP, “Bull Of The Woods” (1969), disco que apareció cuando la banda estaba totalmente fragmentada y en el que Erickson practicamente no colaboró.

Roky afirmó en el juicio por drogas que era marciano y le diagnosticaron esquizofrenia. Debido a ello pasó tres años en un centro psiquiátrico. Sutherland, por su parte, fue condenado a ingresar en prisión.

Cuando salió del centro, Erickson, que nunca se recuperaría del todo de sus problemas mentales, quiso retomar a los 13th Floor Elevators pero sin fortuna.

Grabaría en los años 80 y 90 discos interesantes como “Roky Erickson & The Aliens” (1980), “All that may do my rhyme” (1995) o el recopilatorio de temas inéditos “Never say goodbye” (1999), pero con un impacto muy alejado de su influyente legado con los 13th Floor Elevators.

Discos Comentados en AlohaPopRock-AlohaCriticón

The Psychedelic Sounds of 13Th Floor Elevators (1966)