• Por AlohaCriticón

arcadia poster cartel review

ARCADIA (2005)

Dirección: Costa-Gavras.

Intérpretes: José García, Karin Viard, Georgy Monfils, Christa Theret.

Bruno Davert (José García) es un directivo ejemplar de la industria

papelera, sin embargo, pese a sus cualidades profesionales, no se librará

del recorte de personal que sufre su empresa.

Una vez en la calle, Bruno comenzará el proceso de búsqueda de un nuevo

empleo, pero esta vez planteándose otros caminos más expeditivos.

Arcadia es el nombre de la sociedad mercantil a la que aspira a formar

parte de su plantilla el personaje interpretado por José García. Pero,

curiosamente también, es el topónimo que identifica el lugar de nacimiento

de Costa-Gavras, en Grecia. Así pues, el punto de encuentro de una

culminación en ficción y realidad.

Costa-Gavras, director al que a lo largo de su carrera le ha gustado utilizar

el bisturí para desentrañar los mecanismos de la política y la sociedad,

vuelve a coger el instrumento quirúrgico, para esta vez efectuar una

lobotomía e inspeccionar lo que existe dentro de la cabeza de un hombre

de unos cincuenta años, feliz padre de familia y honrado trabajador, al que

un día le entregan la fatídica carta de despido.

La originalidad de “Arcadia” estriba, sin lugar a dudas, en la desesperada

y violenta resolución que toma un “paterfamilias” cuando ve que la armonía

lograda en su vida se hace añicos. En este sentido, es además un nexo de

unión que la emparenta con “Una historia de violencia” (2005) de

Cronenberg.

Por otro lado, el planteamiento del guión, del propio Costa-Gavras y de

Jean Claude Grumberg, es interesante por el modo en el que se construye.

La decisión de describir el nervioso asesinato de una de las víctimas en el

prólogo, predispone al espectador y le inculca el deseo de saber la

motivación de Bruno para convertirse en un advenedizo e impetuoso

asesino en serie.

Una vez desarrollada esa secuencia inicial, Bruno tomará el discurso

narrativo en off para relatar los acontecimientos previos a ese crimen y

retomar nuevamente la acción a partir de ese primer delito para dar

continuidad a los sucesos posteriores.

Lúgubre, oscura y pesimista la perspectiva que Costa-Gavras nos

presenta en este cuento moral, en donde nunca es más cierto que “el

hombre es un lobo para el hombre”, o en el que se proclama que los fines,

sean los que sean, justifican los medios.

Grises y rutinarios, siempre, los paisajes relacionados con el ámbito

laboral que se han reflejado en la pantalla (“El método” (2005), “Recursos

Humanos” (1999), “El empleo” (1961)), que de ésta han pasado a nuestras

retinas e impregnado, al fin, en nuestra realidad cotidiana.

Alberto Alcázar

Enlaces

Costa-Gavras


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:13    Promedio:3.9/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies