• Por Antonio Méndez

arizona-destry-rides-again-cartel-criticaDirección: George Marshall.
Intérpretes: James Stewart, Marlene Dietrich, Brian Donlevy, Una Merkel.

Con guión de Felix Jackson (“El Milagro De La Calle Mayor”), Henry Myers (“Hey, Rookie”) y Gertrude Purcell (“La Mujer Invisible”).

Sinopsis

Frenchy (Marlene Dietrich) es la cantante de un saloon del pueblo de Bottleneck, lugar dominado por Kent (Brian Donlevy), el cacique que maneja el lugar a su antojo y que tiene a Frenchy como compinche.
Su objetivo es ahora hacerse con ranchos para cobrar por permitir el paso de ganado por los mismos.
Después del asesinato del sheriff Keogh (Joe King) cuando intentaba aclarar la limpieza de una partida de póker, el borracho del lugar, Wash Dimsdale (Charles Winninger), es elegido nuevo sheriff ante la burla de sus conciudadanos.
Wash, añorando viejos tiempos, llama al hijo del gran pistolero Destry, Tom Destry (James Stewart), para que le ayude.
Cuando Tom Destry llega a Bottleneck, Wash se sorprende de sus formas amables y pacíficas que le hacen ser el hazmerreír de la localidad.

Crítica

George Marshall adaptó una novela de Max Brand en esta película del Oeste con trazos de parodia y screwball comedy.

arizona-destry-rides-again-review-marlene-jamesEl film, llamado también “Mujer o Demonio”, crea un escenario variado de personajes, algunos de ellos disparatados, en un escenario de corrupción, con la ley sometida al matón de turno y con la diversión de salón como escapismo, no faltando bebida, juego, canciones… en manifestaciones alborotadas con planos llenos de gente.

La llegada al pueblo de James Stewart acentúa, siempre con una exposición equilibrada, la parodia en burla del estereotipo y eleva el talento para los diálogos agudos, irónicos, con el protagonista utilizando parábolas y acompañado de Charles Winniger (en una especie de vínculo quijotesco) en busca de justicia, orden, sin caer ni en el nervio ni en el exceso.

A destacar el catálogo excéntrico de caracteres, con el siempre estrambótico Mischa Auer buscando respeto y pantalones; el vigor de los aguerridos personajes femeninos (memorable la pelea entre Marlene Dietrich y Una Merkel); y su mensaje de cumplimiento de la ley sin caer en provocaciones, pero con determinación y dureza cuando así es necesario.
La previsibilidad de sus aspectos dramáticos mengua la valía de este notable título.

Fichas en AlohaCriticón

James Stewart
Marlene Dietrich
Brian Donlevy

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:2    Promedio:3/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar