• Por AlohaCriticón

EL TEMIBLE ROBIN HOOD (1950)

Director: Gordon Douglas.

Intérpretes: John Derek, Diana Lynn, George Macready, Alan Hale.

John Derek, esposo de bellezas como Ursula Andress, Linda Evans o Bo Derek, fue protagonista de muchas películas de aventuras en los gloriosos tiempos de la serie B (películas de bajo presupuesto no exentas muchas de ellas de grandes valores cinematográficos). En esta ocasión, acompañado por la radiante Diana Lynn y gente tan solvente en el plano interpretativo como George MacReady (fantástico en “Gilda”) o Alan Hale; el atractivo y cetrino actor, representa a un presunto hijo de Robin Hood, ahora convertido en noble gracias a las hazañas de su padre, que debido a una injusta subida de impuestos por parte del rey Juan, intentará emular las cabriolas y gestas de su difunto progenitor.

Todo lo que rodea al mundo medieval, los castillos, los torneos, las justas, las Cruzadas, la sociedad estamental, las luchas entre la nobleza y monarquía, es puesta de manifiesto por el irregular Douglas con una dirección funcionalmente apagada, y un guión extremadamente rutinario que hace perder el atractivo de esa mágica época.

Maniquea para ensalzar la postrera heroicidad del mito y carente del tono épico necesario, el film es el típico producto que servía para rellenar la sesión doble tan en boga en la década de los años cincuenta.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:5    Promedio:2.9/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar