• Por AlohaCriticón

h6 diario de un asesino movie poster cartel pelicula

H6: DIARIO DE UN ASESINO (2005)

Dirección: Martín Garrido Barón.

Intérpretes: Fernando Acaso, Raquel Arenas, María José Bausá, Xénia Reguant.

En la sexta habitación de una pensión heredada de su tía, es donde Antonio

Frau (Fernando Acaso) lleva a cabo macabros crímenes en los que sin piedad

tortura a decenas de prostitutas.

Amparado bajo una teoría pseudo-científico-filosófica, éste cree que al ser

un ser superior, es su misión redimirlas de sus pecados, mediante la

salvación que en ellas provocará una muerte dolorosa.

“H6: Diario de un asesino”, supone el debut detrás de las cámaras de Martín

Garrido Barón, quien además de vencer los escollos – sobre todo con su

conciencia- para sacar adelante su largometraje, ha contado con problemas

añadidos, ya que vertiendo hirientes críticas hacia su productor, ha dejado

patente su insatisfacción con gran parte del trabajo tras la “mutilación”

sufrida por la película a manos del departamento de producción, a quienes ha

acusado de falta de sensibilidad con la película – quizá los únicos que

hayan tenido algo de clarividencia al recortar el metraje en más de cuarenta

minutos- .

Asistimos atónitos e indignados una vez más a otro fiasco “made in Spain”;

en el que de nuevo se cuestiona la paciencia y la inteligencia del

espectador; harto ya de que le tomen el pelo en producciones carentes de la

más mínima coherencia, rigor interpretativo y con guiones más propios de

jóvenes que aún no dominan las normas básicas del uso de la lengua, que de

un director de cine por muy inexperto que aún sea en estas lides.

Bochornoso espectáculo de principio a fin. Comenzando por una penosa

selección de actores: el protagonista – Fernando Acaso-, mejor que se

hubiera quedado presentando espectáculos nocturnos tan zafios y pretenciosos

como la película; y el resto de satélites secundarios tan sobre actuados

como absurdos que en situaciones de pretendida – y no conseguida- carga

emotiva, inducen el pensamiento – escalofriante- del nivel que tendrían

aquellos que quedaron atrás en las etapas del casting.

El guión, tan burdo

que explica de manera paupérrima y tediosa las carencias que tienen las

imágenes – que por una vez no cumplen aquello de “que una imagen vale más

que mil palabras”- que resulta tan agotador como irritante. La -mal

pretendida- utilización de luces y sombras que lleva al espectador a una

desesperación casi crónica durante la primera mitad de la película. Y un sinfín de despropósitos que llevan al deseo recurrente de que el protagonista

consume su hilera de asesinatos para que por fin enciendan las luces y nos

podamos ir a casa, olvidando todo lo que hemos visto y oído en la película.

Si ustedes poseen una mediana inteligencia y dos dedos de frente; y sobre

todo si no quieren sentir que les han robado el dinero de la entrada – que

no devuelven por muy horrible que resulte la película. Comprobado-, no

pierdan ni tiempo ni dinero en ver esta “super” producción digna del estudio

de un psicólogo.

Cristina Gómez

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:10    Promedio:2.7/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar