• Por AlohaCriticón

un minuto de silencio poster movie cartel pelicula

UN MINUTO DE SILENCIO (2005)

Dirección: Roberto Maiocco.

Intérpretes: Eduardo Blanco, Alejandra Darín, Antonio Dechent, Paula Molinari.

Ernesto (Eduardo Blanco) y el Gordo (Luis Margani), dos trabajadores de la

industria argentina, se encuentran de la noche a la mañana en la calle

debido al cierre de la explotación en la que estaban contratados.

La situación de Eduardo para buscar un nuevo empleo es complicada, a la

edad ya un tanto avanzada, hay que sumarle las precarias y abusivas

ofertas que le llegan y la carga de una familia que demanda más y más

necesidades.

A vueltas una vez más con la depauperada situación por la que atraviesa

Argentina, Roberto Maiocco rueda su cuarta película, “Un minuto de

silencio”, enésima realización de aquel país que huele a desesperación,

paro y pobreza.

Si en España tenemos fijación por el cine de guerra civil, y en Europa no se

para de volver reiteradamente sobre el holocausto judío, la crisis

económica satura la producción de la nación con bandera blanquiazul.

Desde este planteamiento, si el trabajo que se pretende afrontar, no deja

traslucir una cierta dosis de originalidad, el resultado definitivo, por

repetitivo, no alcanza la calidad que en un principio se proponía su autor.

Este es el caso.

Bien es cierto que de toda cinta se puede descubrir algo o a alguien.un minuto de silencio pelicula foto critica review movie

En ésta, por ejemplo, interviene la hermana del elogiadísimo Ricardo Darín,

que, a pesar de ser su segunda aparición cinematográfica, es la primera

en la que se presenta al público español, no pudiendo ser evaluable su

interpretación por ser más vehículo de lucimiento de Eduardo Blanco.

Por otro lado, en “Un minuto de silencio” quedan reflejadas dos religiones

realmente asentadas por aquellas latitudes: la fervorosa corriente católica

liderada por un sacerdote “gallego” y el no menos pasional movimiento

futbolístico, simbolizado en ese equipo de “divinidades” balompédicas

llamado Boca Juniors.

Los únicos atisbos de brillantez se aprecian en las secuencias oníricas o

etílicas que incluyen actuaciones circenses del payaso, cuyo papel

desarrolla el personaje de Ernesto; por lo demás, “Un minuto de silencio”

es otro filme argentino que bien pudiera engrosar una larga lista de un

ciclo que cualquier filmoteca nacional dedicaría al asunto de marras.

Alberto Alcázar

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:2    Promedio:2.5/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación