• Por Antonio Méndez

the flaming lips embryonic album review cover portada disco criticaCrítica

Decimosegundo disco de los Flaming Lips de Wayne Coyne, un álbum de jams psicodélicas en donde todo vale con tal de querer hacerse el experimental.

Se sublima, con asuntos astrológico-existenciales en tonos preferentemente paranoicos, las atmósferas con ritmos laxos y monótonos sobre melodías en un desenfoque muy facilón (a pesar de la apariencia) que tanto toma de la música ambient como del rock psicoprogresivo de los 60 y 7o en diferentes vertientes (space rock, krautrock…) o el pop psicoexperimental de Frank Zappa o Captain Beefheart.

“Convinced Of The Hex” significa tal gradación paranoica. Distorsión, caos, disonancia, desaliños sónicos con efectos varios y protagonismo surreal para una mujer que sale de su cabeza y habla al techo. Se pretende hipnótica con ritmos krautrock pero es bastante aburrida, monótona y pretenciosa, incluso con inspiración en el film “Portero De Noche” de Liliana Cavani.

“The Sparrow Looks Up At the Machine” nos conduce a mundos oníricos. Es ciencia-ficción, la manida distopía con atmósferas desasosegantes en donde se contrata lo natural con lo artificial. Mezcla de exótica, ambient y psicoelectrónica mantra. También bastante monótona.

Pink Floyd, una de las principales referencias del grupo, es la inspiración del tema “Evil”, tempo lento con sintetizadores y ambiente espacial. Se afirma que la gente era mala. Qué pena… Voz afónica, armonías vocales… Un tanto pomposa, repetitiva. Necesita mayores variantes.

“Aquarius Sabotage” es un caos noise experimental. Rayante. En “See The Leaves” no hay esperanza, no hay amor.. Distorsión. Tono siniestro. Gótico. No está mal, suena a unos oscuros Depeche Mode.

“If” es la respuesta a “Evil”. La gente puede ser mala, sí, pero también muy amable si así lo deciden. Vivimos por impulsos. A destacar la expresión frágil en la voz de esta balada minimalista.

“Gemini Syringes” es otro corte experimental espacial con armonías vocales lisérgicas. La voz es del matemático Thorsten Wormann y el bajo ocupa un lugar significativo en la instrumentación. Otra aspiración de copia a los Pink Floyd de Syd Barrett.

En “Your Bats” crean una imagen de murciélagos golpeando la ventana. Es un tema lento con voz distorsionada. Corte space rock con trazos surreales en donde tanto suena una conga y una guitarra como una parte orquestal. Deslavazada. La psicodelia además de crear imágenes, sensaciones, tiene que transmitirlas y no quedarse en una jam onanista.

“Powerless”, el corte más largo del álbum, es otro tema al estilo Pink Floyd. Rock psicoprogresivo en tonos oscuros con riff de bajo, percusión tribal y solo guitarrero de evocación oriental. Mejor equilibrada, es de las piezas más destacadas del disco.

“The Ego’s Last Stand” vuelve a significar el bajo como centro instrumental hasta la introducción a mitad de pieza de una batería que enfatiza el sentir paranoico de todo el álbum antes de sosegarse de nuevo. Noise rock psicodélico.

En “I Can Be A Frog” colabora Karen O imitando a los animales que va indicando Coyne. Ella dice que puede ser una rana, yo puedo ser un murciélago, un oso, un gato… Pues sé lo que quieras. Mucha risita e imitaciones para esta penosa canción.

“Sagittarius Silver Announcement” es una nimiedad lisérgica con una voz que cruza a Jim Morrison con Nick Cave, “Worm Mountain” tiene influencias heavy metal con imaginerías muy sosas (el bosque con gusanos con ojos de diamantes…) Prf…

Otros cortes del disco son “Scorpio Sword”, instrumental soporífero con las constantes del álbum, “The Impulse”, balada con empleo del vocoder a lo ELO de los 70, “Silver Trembling Hands”, pasable canción progresiva de ritmo más dinámica y con suficientes variantes, “Virgo Self-Esteem Broadcast”, un lacerante corte space rock de nuevo con la presencia de Wormann, y “Watching The Planets”, en donde quieren contemplar los planetas alineados tipo “Hair”. Asesinar el ego, mirar el águila volar y el amanecer del sol. Qué bonito… Todos libres a volar como el viento. Plácida y contemplativa.