• Por Antonio Méndez

blues-pills-album-review-holy-molyCrítica

Disco de los suecos Blues Pills, una banda de Örebro con la cantante Elin Larsson al frente que se inspira en el blues rock y en el soul de la parte final de los años 60 y comienzos de los 70.

“Holy Moly!” es su tercer álbum en estudio, un disco que se abre con “Proud Woman”, soul blues rock con Elin en plan Aretha Franklin en cruce con L7.
La pieza es rítmica… hay fuego dentro de mí, soy una mujer orgullosa y no la única… y fácilmente olvidable.

“Low Road” es uno de los mejores cortes del LP.
Hard blues rock potente en tempo rápido, guitarra wah wah, ecos de Blue Cheer, de Jimi Hendrix, y sentimientos de hartazgo, de condena… no importa lo que haga, no hay otro destino, no hay otro camino…




Prosigue la energía en este comienzo de disco con “Dreaming My Life Away”… nubes, rayos, estoy en la esquina perdiendo mi mente al final del día…
Corte en plan himno arena rock, estilo Grand Funk Railroad.

blues-pills-critica-discos-2020La cosa se calma con “California”, una balada nostálgica de recuerdos amorosos… cuando nos amamos… que lleva a una emocional Larsson a modos de Janis Joplin.

“Rhythm In The Blood” es nocturna, de amenaza… hay un asesino suelto en las calles, sientes escalofríos….
Riff blues rock, agitación de batería en plan marcha acelerada, un gritito suelto.
Oscuro y genérico rock.

Volvemos a la lentitud con “Dust”, soul-blues al estilo de los escoceses Texas o de Alannah Myles.
El outro es atmosférico con la inclusión del teclado y el estribillo no está mal.




En “Kiss My Past Goodbye”, Elin mantiene su cabeza alta, rompe con su pareja… no eres lo que esperaba. Adiós, muy buenas.
La canción, funk hard rock con ecos de Led Zeppelin, posee intensidad, fuerza rock.
No está mal.

Tono calmo el de la pieza romántica “Wish I’d Known”, corte lento blues soul, a lo Janis Joplin, con añadido de guitarreo surf relajado… y recuerdos de un amor pasado… no sabía que esa sería la última vez, ojalá supieras lo mucho que te amo.




blues-pills-fotos-rock-suecia-2020Continuamos con despedidas de romances frustrados en “Bye Bye Birdie”, un blues rock con resonancias Jefferson Airplane que sube el ritmo tras una intro lenta con guitarreo rock blues, fuzz, noise.

¿Para qué demonios estamos viviendo?, muerte, alma, cuerpo, separación, encuentro… en “Song From A Mourning Dove”, tema lento con piano y guitarra blues.
Elin Larsson se luce en una destacada interpretación vocal.

La presión, el día a día, está aquí para quedarse.
“Longest Lasting Friend”, una balada entre el soul y el folk. Escuchable, sin más, en un disco sin trascendencia.
Ocupación, preocupación hasta la muerte.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:11    Promedio:3/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar