• Por AlohaCriticón

blodwyn pig albums biografia biography fotos pictures images rock discografia discography

Cuando el guitarrista de Jethro Tull, Mick Abrahams (nacido el 7 de abril de 1943 en Luton) decidió abandonar a finales de 1968 la formación liderada por Ian Anderson, lo hizo para protagonizar una nueva aventura dentro del blues-rock progresivo en un conjunto al que denominó Blodwyn Pig.

Mick Abrahams como guitarra y voz, el bajista Andy Pyle, el batería Ron Berg y el saxo y flauta Jack Lancaster, personaje clave en el sonido de la banda, debutarían de manera destacada con el Lp “Ahead rings out” (1969).Fue un espléndido álbum de simpática portada porcina y su sonoridad, al estilo de Jethro Tull, Ten Years After o Savoy Brown, estaba repleta de rock, blues y jazz. El disco cosechó notorios resultados comerciales gracias a estupendos cortes como “Dear Jill” (primer sencillo del grupo), “Leave it with me”, “The change song”, “It’s only love” o “Sing me a song that I know”.

Su continuación sería “Getting to this” (1970), un álbum que repetía básicamente el mismo estilo de blues-rock progresivo, hecho que sus fieles seguidores agradecieron comprando con prontitud el vinilo. El Lp fue presentado con el single “Walk on the water”.

Tras este álbum, Mick Abrahams dejó el grupo, siendo reemplazado por el ex componente de Yes, Pete Banks. La marcha de Abrahams fue un hándicap insalvable para el desarrollo de Blodwyn Pig, ya que la gente que acudía a sus conciertos echaba en falta la guitarra del ex miembro de Jethro Tull.

Sabiamente, los restantes miembros se cambiaron el nombre. Abandonaron Blodwyn Pig para hacerse llamar Lancaster’s Bomber, terminando solamente con el nombre de Lancaster.

El cambio de apelativo no surtió efectos positivos y en los años 90 tuvo que retornar Abrahams para resucitar Blodwyn Pig, aunque sin recuperar el éxito pretérito a pesar de grabar, con una formación muy distinta a la original, un Lp de mérito como “Lies” (1993).

Jack Lancaster es un nombre importante dentro de la historia del rock, colaborador de multitud de solistas y bandas, como Rod Argent, Julie Driscoll, Phil Collins, Alvin Lee, Gary Moore, Brian Eno o Manfred Mann, y miembro destacado de los Blodwyn Pig, una banda blues-rock británica de finales de los 60 que Lancaster creó con el guitarra Mick Abrahams, ex componente de Jethro Tull.

Aprovechamos la aparición del recopilatorio “Pigthology” para hablar con Lancaster de su amplia trayectoria musical, hecho que provocó la aparición de comentarios sobre muchos nombres y estilos…punk, rock progresivo, la vuelta de los Zombies, su opinión sobre la música actual e incluso ¡¡Luis del Olmo!!

La publicación de este recopilatorio, “Pighthology” (2004) supone una buena oportunidad para descubrir a uno de los mejores grupos de blues-rock británico surgido a finales de los años 60.

¿Qué añadidos ofertáis también a los que ya disfrutamos con vuestros clásicos Lps, “Aheads rings out” (1969) y “Getting to this” (1970)?

“Pigthology”, tanto para nuestros fans de siempre como para la gente que no nos conoce, es una antología muy completa para conocer la música de Blodwyn Pig, contiene antiguas grabaciones y nuevo material. También regrabamos con nuevo sonido algunos de nuestros clásicos, como “Like Dear Jill” o “See my way”.

Queríamos ver como sonaban estos temas tocados años después de que fuesen creados. Bueno, espero que la gente que que lo escuche sepa apreciar la nueva vida que les insuflamos.

Blodwyn Pig se formó después de que el guitarrista Mick Abrahams dejara Jethro Tull. ¿Cómo conociste a Mick?

Bueno, yo ya conocía a Mick de hacía tiempo, tocamos juntos en una banda llamada The Toggery Five, dos años antes de que Blodwyn Pig se formara.

¿Sabes la causa de que Mick abandonara a Ian Anderson para formar su propio grupo?

Quería tomar su propio rumbo. Tenía la cabeza llena de nuevas ideas cuando formamos Blodwyn Pig.

Con anterioridad a esta formación dices que habías coincidido con Mick en The Toggery Five, ¿Qué tipo de música hacías y quienes formaban parte de la banda?

Estaban además de Mick en la guitarra y yo, Paul Young como cantante y Clive Bunker en la batería. Solíamos tocar música rock con jazz y soul.

¿Qué grupos y solistas solías escuchar en tu niñez y adolescencia?

Bueno, tengo que aclarar que todavía me acusan de ser un adolescente. Escuchaba de todo, desde Animals o John Coltrane, Mingus, Stravinsky, los Beatles o Muddy Waters.

A los grandes, vaya. ¿Con quien tocaste en tus primeras actuaciones como profesional?

Acompañaba a diversos cantantes, entre ellos Dave Berry y Wayne Fontana.

Ya en Blodwyn Pig grabásteis “Ahead rings out”, un espléndido debut, con un estimulante blues-rock y ese jazz otorgado por tus instrumentos de viento. Los Blodwyn Pig fuisteis una de las mejores y más subestimadas bandas del estilo.

Mira, me quedé muy complacido cuando Mick Farren dijo en una crítica de “Pigthology” que la significación de Blodwyn Pig era incuestionable una parte de la historia del rock’n’roll, por la manera en la que habíamos fusionado el rock y el jazz, sin acercarse al horror de la fusión, sin pretensiones.

Sí, la pretenciosidad vacía es algo insoportable. ¿De quién fue la idea del famoso cerdo de la portada?

La portada, si mi memoria funciona correctamente, fue creada por Chris Wright, el de Chrysalis.

¿Cómo recuerdas esta primera grabación y vuestra primera gira en vivo?

El primer disco fue muy espontáneo, casi tocado en vivo en el estudio sin overdubs con la producción de Andy Johns.

Nuestros primeros conciertos los dimos en Inglaterra. Tocábamos básicamente en pequeños clubs y a veces en algunas universidades. La respuesta del público era realmente increíble.

Después de vuestro segundo Lp, “Getting to this” (1970), Abrahams decidió separarse de la banda.

¿Cuál fue el motivo de esta salida que terminó provocando vuestra ruptura como Blodwyn Pig si vuestros discos habían obtenido buenos resultados comerciales?

Pues por tonterías respecto a diferencias musicales y el hecho de que a Mick le gustaba andar de un lado a otro haciendo cosas distintas. Más tarde descubrimos que teníamos más en común musicalmente de lo que pensábamos en aquella época.

Fue una idiotez. De cualquier manera, somos buenos amigos a pesar de que ahora estamos separados por miles de kilómetros. Yo vivo en Los Angeles y el vive en Bedfordshire.

En 1970 también formaste parte del grupo Pacific Drift. ¿Esta banda fue creada en paralelo a Blodwyn Pig o fue posterior a la ruptura del grupo?

Bueno, en realidad yo no formé parte de la banda como miembro oficial. Pacific Drift fue una banda en la que yo colaboré tocando en sesiones y para la que escribí un par de temas. Simplemente eso.

Tu carrera después de Blodwyn Pig ha sido muy intensa, particando en un sinfín de proyectos, como Lancaster’s Bombers, The Soul Searchers o Phizz…

En esos años yo estaba yendo de un estudio a otro trabajando como músico de sesión y como productor para muchos artistas y muchas bandas. Mi vida era como un constante remolino pero me encantaba todo ello.

Con Robin Lumley grabaste dos interesantes discos, “Marscape” (1976) y “Peter and the wolf” (1976), un Lp que adaptaba al rock progresivo la obra de Sergei Prokofiev. Además de Prokofiev, ¿Qué compositores clásicos son los que más sueles escuchar?

La música clásica siempre me ha inspirado, me gustan muchísimos compositores, por nombrarte a unos cuantos, Beethoven, Terry Riley, Penderetski o Harry Partch.

En esos discos participaron algunos nombres muy conocidos dentro de la historia del rock, como Manfred Mann, Gary Moore, Cozy Powell, Alvin Lee, Julie Driscoll, Gary Brooker, Brian Eno o Phil Collins.

¿Cómo surgió la grabación de estos proyectos partiendo de que Gary Moore y Robin ya estaban contigo en Soul Searchers?

“Peter and the Wolf” es uno de mis proyectos más importantes. Se logró vender bastante bien por todo el mundo, incluso hicimos versiones en español, alemán, francés. La versión inglesa contaba con la participación de Viv Stansall. En la versión española, que ha sido remasterizada y puesta de nuevo a la venta, al igual que la inglesa, aparece como narrador Luis del Olmo, que me parece que es muy famoso en España. ¿Lo conoces?

Sí, lo conozco. Es un veterano periodista de radio pero, que yo sepa, no es un periodista musical.

Revisando tus numerosas colaboraciones a lo largo de tu carrera has colaborado bastante con Phil Collins, entre otros trabajos con su banda Brand X, en la que también estaba Lumley.

¿Cómo has visto su evolución desde la música progresiva de los primeros Genesis o los mismos Brand X hacia un pop más comercial, digamos, sonidos de fácil asimilación para todos los públicos?

Mira, todo lo que haga Phil me parece muy correcto. Es un gran cantante, un gran batería y una maravillosa y nada pretenciosa persona.

Hace tiempo que no trabajo con él pero si me lo pide no dudaría ni un momento en colaborar con él.

En 1977 con la aparición del punk la música progresiva recibió duras críticas por haber derivado en pretenciosidad y autoindulgencia a lo largo del decenio ¿Cómo recibiste el nacimiento del punk británico a finales de los 70?

El rock progresivo, en el 77, se había convertido en rock de estadios. Y sí, en ese período muchos terminaron perdiéndose en la grandilocuencia.

Sí, es cierto, pero es un hecho injusto la generalización ya que el estilo a finales de los 60 y comienzos de los 70 ha dejado estupendos discos. ¿Qué discos progresivos recomendarías a la gente que no conoce y está recelosa por adentrarse en este estilo musical?

Pues no sé, No soy muy bueno en etiquetar. Si puedes llamar progresivo a los primeros Lps de Frank Zappa o los primeros tres de Peter Gabriel con Genesis, recomiendo esos discos.

¿Te involucraste en el movimiento punk?

¡El punk! Me encantaba y lo toqué en su momento. Necesitaríamos ahora una rebelión como esa para luchar contra la mierda de las grandes corporaciones.

Me acuerdo lo que le ocurrió al jazz con la aparición de gente del free avant-gardé. Irónicamente, a finales de los años 70, un amigo mío y un gran intérprete de jazz, Keith Tippet, fue golpeado por un grupo de punks que estaba fuera de Ronnie Scotts. Simplemente por llevar una camiseta que ponía “Punk Jazz”.

Tippet es el marido de Julie Driscoll. ¿Qué opinión tienes de su música y de sus colaboraciones con Brian Auger?

Me encanta la voz de Julie, además es una mujer muy hermosa. La improvisación libre que ella hizo con Keith fue exquisita y el material rock que grabó con Brian Auger me gusta mucho. Yo llegué a tocar ahora mismo con Brian en Los Angeles un par de veces y sigue tan en forma como siempre.

Una cosa derivada de lo que decías en referencia a la mierda de las compañías discográficas, compartiendo tu perspectiva en muchos de sus torticeros planeamientos. ¿Cómo ves la música actual?

La mayoría de la música que suena ahora, de cualquier estilo, lo único que hace es rehacer viejos sonidos, de verdad que no escucho nada nuevo ahora. Lo que llaman ahora jazz es música para ascensores. Punk es todo menos punk. El Rock auténtico no existe. El pop actual está dirigido a niños de nueve años. El rap o el huse es música para la Coca-Cola. No hay música progresiva. No escucho mucha experimentación en ningún estilo, la música en los Estados Unidos parece destinada a vender otros productos al margen de la música.

Es un triste estado el que está sufriendo la música rock. Generalmente parece que la gente no escucha la música de la misma manera en la que nosotros la escuchábamos, a menos que lo hagan cuando van conduciendo.

No niego que haya buenos músicos por ahí pero incluso la mayoría de ellos son clones de una época previa. No hay sentimiento, no hay mucha originalidad. ¡¡¡Vuelve Jimi Hendrix!!! Te necesitamos.

Es todo tan genérico y parece tan manufacturado. ¿Dónde está la corriente underground? Si alguien lo sabe por favor que me lo diga.

Vaya panorama que has pintado, demoledor, aunque coincido bastante contigo. Al margen de tus tareas como intérprete, también has sido productor de gente tan importante como Alvin Lee, de Ten Years After, o de Rod Argent, el miembro de los Zombies y Argent.

¿Estás en comunicación habitual con Lee y Argent?

No sé lo que hace Alvin ahora mismo, sin embargo ví a Rod hace unas semanas tocar con los reformados Zombies en el club Key de Los Angeles. Han incluido una sección de cuerda y sus arreglos suenan excelentes.

La banda toca con energía y el sonido era perfecto. Tengo que decir una cosa… Rod todavía parece un colegial, creo que ha encontrado la fuente de la juventud. ¡Quiero saber su secreto!

Está bastante joven, es cierto. Es una gran noticia que los Zombies hayan vuelto a pesar de que los únicos miembros originales que permanecen son Rod y Colin Blunstone. Chris White colabora aportando coros en su nuevo álbum y han incorporado a Jim y Steve Rodford.

“Oddessey and oracle” es uno de mis discos favoritos. Imagino que te encantará.

Odio decir esto, pero no he escuchado el “Oddessey and Oracle”. Si es tan bueno como dices tendré que conseguir una copia.

No lo dudes ni un momento. Argent también participó con sus teclados en tu único disco en solitario, “Skinningrove Bay” (1981), un álbum que contó con la participación de Gary Moore en la guitarra, el teclista Rick Van Der Linden, con quien grabaste un disco a dúo, y, entre otros, de nuevo, de Phil Collins, ahora en tareas de vocalista. No he escuchado este Lp. ¿Qué puedes decirme sobre su sonido?

El sonido era una mezcla extraña entre música celta, pop, rock nórdico y jazz. Lo que me inspiraba el pueblo que da título al álbum. El disco quería que fuese una reflexión sobre una pequeña ciudad, en donde yo nací, seguro que te es difícil encontrarla en el mapa.

Pero bueno, salió mal, la grabación de ese disco fue un poco problemática, nunca lo terminamos de procesar y las cintas acabaron en manos de un tío en el que no se podía confiar. Lo grabó y lo procesó en diversas formas. Al final consiguió venderlo por los nombres que aparecían en los créditos y encima no recibí ni un dólar. Incluso me llegó a robar el derecho de la publicación de las canciones.

Mucho tiempo después me he decidido terminarlo y realizarlo en mi propio sello, Verdant Records. Lo llamaré The Skinningrove Suite.

Retomando vuestro reciente recopilatorio “Pigthology” y Blodwyn Pig. ¿Cómo ha sido tu relación con Mick Abrahams después de tu participación en la Mick Abrahams Band en 1972?

Lo amo como la hermana que nunca he tenido.

La encuentro un poco velluda para mi gusto. Bueno, para finalizar un requerimiento clásico en Aloha PopRock es que nuestros entrevistados recomienden a nuestros lectores algunos de sus discos favoritos en la historia del rock, sean del estilo que sea. ¿Cuáles crees que no pueden faltar en una buena discoteca?

Todos los discos de los Beatles tienen que estar. Los primeros de los Rolling Stones, los dos primeros de The Band, alguno de los Bluesbreakers de John Mayall y alguno de los Clash.

Muchas gracias, Jack, por tus respuestas

Antonio Méndez