• Por Javier Platas

faces-first-step-album-portadaCrítica

De las cenizas de dos importantes bandas de la escena británica 60’s, como fueron los Small Faces y el Jeff Beck Group, surgieron los Faces, mítica e influyente formación de rock setentero que debutó a principios de 1970 con “First Step”, un gran primer álbum producido por ellos mismos en el que destaca por encima del resto la sobresaliente labor guitarrera de Ron Wood y la voz áspera, pasional, de Rod Stewart.

En cuanto al trabajo de composición se lo reparten de manera bastante equitativa, con especial preponderancia para el bajista Ronnie Lane y los mencionados Ron Wood y Rod Stewart.

Su clásico sonido de rock de raíces, blues-rock y boogie rock con agradecidas pinceladas folk y country ya toma cuerpo en este debut, en el que abren fuego con una sensacional adaptación del “Wicked Messenger” de Bob Dylan.

El tono melancólico que desprenden temas lentos como “Devotion” o “Nobody Knows” es maravilloso; el medio tiempo “Flying” es uno de los mejores momentos del álbum, con una destacada interpretación vocal de Stewart y un notable trabajo instrumental.

faces-grupo-con-rod-stewart-fotoEn “Stone”, pieza country-folk escrita y cantada por Lane, llama la atención el banjo interpretado por Rod Stewart. Lane por su parte parece por momentos el mismísimo Dylan con esos fraseos vocales tan característicos.

Es digno también de mención el excelente trabajo con la guitarra slide de Ron Wood en “Around The Plynth”.

El propio Wood es el encargado de componer en solitario “Pineapple And The Monkey”, fantástico instrumental en el que sobresale un estimulante riff guitarrero y el teclado de Ian McLagan. Un McLagan que también participa junto al batería Kenney Jones en la escritura de “Looking Out The Window”, el otro corte instrumental del álbum.

Por supuesto, dentro del notable recorrido de este “First Step”, también disfrutaremos de animosas canciones de clásico rock & roll/boogie rock como “Shake, Shudder, Shiver” y “Three Button Hand Me Down”, temas cuyo sonido ejemplifica el típico y reconocible estilo Faces.

Gran debut que tuvo su continuidad con los imprescindibles “Long Player” (1971) y “A Nod Is As Good As a Wink… To a Blind Horse” (1971).

Ir a la biografía AlohaCriticón de Faces



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies