• Por AlohaCriticón

EL CAMINO DE LOS INGLESES (2006)

Dirección: Antonio Banderas.

Intérpretes: Alberto Amarilla, María Ruiz, Félix Gómez, Fran Perea.

Película basada en una novela de Antonio Soler. Con guión de Antonio Soler.

Después de una operación de riñón y ser estimulado por un compañero de hospital, un joven llamado Miguelito Dávila (Alberto Amarilla) decide convertirse en poeta a la par que trabaja en la ferretería familiar. Tal objetivo artístico será compartido con sus amigos de pandilla y con Luli (María Ruiz), una aspirante a bailarina con la que Miguelito pronto comenzará una relación de noviazgo.

Basándose en una novela de Antonio Soler, quien también ocupa labores de guionista, Antonio Banderas filmó su segunda película como director con mucha poética memorativa pero también con escasa significación dramática más allá de una recarga en estilo y un conglomerado inmoderado de personajes, muchos de ellos planos protagonistas de historias escasamente definidas y progresadas.

La lírica, acentuada en exceso con la locución en off por parte del cronista estivalero, se esgrime a través de una imaginería saturada, onírica, con empacho de ralentí, múltiples contrapicados, flashbacks, caprichosos planos cenitales, y alguna que otra referencia literaria, principalmente la “Divina Comedia” de Dante y la búsqueda de una Beatriz particular por parte de un principal protagonista determinado a convertirse en poeta.

Al margen de su poética básica, la película adopta, salpicada de los tópicos sexuales y generacionales del grupo juvenil en situaciones iniciáticas, un tono de nostalgia y reflexión personal con contactos en comunión de ilusiones, y personajes que aportan a tal reflexión diferentes sensibilidades por sus distintas psicologías.

A pesar de, en un irregular reparto, logradas interpretaciones de algunos de los jóvenes protagonistas (en especial Alberto Amarilla y María Ruiz), y de los aciertos parciales estético-narrativos, que naufragan globalmente por su excesiva pretensión, esta época de exploraciones y sueños con tintes trágicos se queda en meros apuntes de personajes con emociones más ensimismadas que transferidas, e historias más adornadas que profundizadas.

En la banda sonora, además de intensos sonidos acústicos afolkados con algún pasaje jazz, se escucha a los Phish y una remojada pieza de los Who.

Enlaces

Antonio Banderas

Mario Casas

Raúl Arévalo

Victoria Abril

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:18    Promedio:3.6/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar