• Por Antonio Méndez

luz-que-agoniza-poster-criticaDirección: George Cukor.
Intérpretes: Ingrid Bergman, Charles Boyer, Joseph Cotten, Angela Lansbury.

Con guión de John L. Balderston (“El Prisionero De Zenda”), John Van Druten (“Al Caer La Noche”) y Walter Reisch (“El Abanico De Lady Windermere”).

Sinopsis

Año 1874.
En el número 9 de Thornton Square, en Londres, se ha producido el asesinato de una célebre cantante de ópera, tía de Paula Alquist (Ingrid Bergman), quien es enviada a Italia para estudiar canto.
Allí conoce y se enamora del pianista Gregory Anton (Charles Boyer), con quien se casa.
Tras la luna de miel, la pareja decide trasladarse a Londres para residir en la casa en la que la tía de Paula fue asesinada en un caso todavía sin resolver.

Crítica




luz-que-agoniza-ingrid-bergman-criticaGeorge Cukor adaptó para la Metro una obra de teatro de Patrick Hamilton ya llevada al cine previamente por Thorold Dickinson con Diana Wynyard y Anton Walbrook.
En esta ocasión quien sufre la manipulación llevada hasta la locura es Ingrid Bergman, ganadora del Oscar por su actuación, a manos de Charles Boyer.

La película, conocida también como “Luz De Gas”, es un thriller psicológico que mezcla el cine negro con el gótico en época victoriana.
La historia posee tensión puntual, con Ingrid en paranoia y crisis nerviosa acentuada por un enrarecido, psicopático y claustrofóbico ambiente doméstico (excelente la “criada” Angela Lansbury en su debut en el cine) y un buen uso de los escenarios, con una casa repleta de objetos, planos en escaleras, sombras, calles llenas de niebla… para acentuar la turbiedad y opresión de la relación central de la trama y el tormento psicológico sufrido por la protagonista.




No obstante, la cinta tiene momentos pesados, derivados de la redundancia de motivos, y resulta muy previsible, con una resolución blanda.

Fichas en AlohaCriticón

Ingrid Bergman
Charles Boyer
Joseph Cotten
Angela Lansbury