• Por Antonio Méndez

robin-cook-coma-critica-reviewSinopsis

Susan Wheeler, estudiante de Medicina, ingresa como residente en el Memorial Hospital de Boston junto a otros alumnos. Todos ellos bajo la dirección del cirujano Mark Bellows.
Pronto comprueba que varios pacientes se han quedado en coma tras ser operados. Parece que debido a problemas con la anestesia.
Susan decide investigar estos hechos.

Crítica




Esta es una de las primeras novelas de Robin Cook, escritor y médico estadounidense que vuelca sus conocimientos en su profesión para elabora tramas de intriga, ciencia-ficción y terror.

El libro, publicado en 1977 y editado también como “En Coma”, es el más conocido de su carrera.

Se introduce con una situación tensa de una paciente-víctima antes de presentarnos, en un contraste de tono entre claustrofobia pesadillesca y actividades básicas de rutina, a la protagonista, Susan Wheeler, atractiva, inteligente… que ingresa en un conocido hospital de la ciudad de Boston.

Allí pronto capta la atención de Mark Belows (el típico romance sobrante) y comienza a adentrarse en aspectos siniestros de la mala praxis del lugar, con médicos convertidos en criminales.

Cook narra la novela en tercera persona.

Es prolijo en lenguaje y cuestiones médicas, lo que puede hastiar a los poco duchos y pacientes en tanta jerga.




La trama no es original (ni motivos ni acción sobre aspectos turbios-conspirativos en torno a la salud, relaciones personales de grupo, algún sexismo de manual…)

Los personajes no poseen demasiada profundidad.

Pero sabe configurar un escenario suficiente de thriller médico que fusiona crítica (lo que es siempre bueno) y entretenimiento.

Michael Crichton adaptó este libro al cine con el protagonismo de Genevieve Bujold, en el papel de Susan Wheeler, y Michael Douglas como Mark Belows.

En el año 2012 fue adaptado a televisión por Ridley Scott con Lauren Ambrose como protagonista.