• Por Antonio Méndez

ozzy-osbourne-ordinary-man-album-novedadesCrítica

El mismo año que fue diagnosticado con Alzheimer, Ozzy Osbourne publicó “Ordinary Man”, un álbum producido por Louis Bell y Andrew Watt, el exmiembro de los California Breed que también toca guitarras, teclados, se ocupa de los arreglos de cuerda y colabora en la composición.
Otros conocidos acompañantes del antiguo cantante de Black Sabbath en este disco son Duff McKagan (Guns N’ Roses) en el bajo y Chad Smith (Red Hot Chili Peppers) en la batería, ambos también compositores, con puntuales apariciones guitarreras de Slash y Tom Morello.

ozzy-osbourne-ordinary-man-critica-album-review“Straight To Hell” abre el LP.
Coros pomposos que dejan paso a una intensa épica hard-metal Black Sabbath con ritmo cabalgante y un texto antidroga en metáfora de tentación diabólica.
… vuelas en cometa, te haré robar, mentir, te estás suicidando…
Slash brilla en el solo con apoyo de Watt en la rítmica.

La cantante de Florida, Ali Tamposi, se une a la composición de Osbourne/McKagan/Smith/Watt en “All My Life”, una balada nostálgica.
… me estoy viendo cuando era niño, toda mi vida la he vivido en el ayer…
Ozzy en modo frágil, melancólica pieza en melodía de arena rock.




… me has roto, me has abandonado, Jesucristo, ayúdame…
Ozzy desde el purgatorio en redención. Se huele el fin.
“Goodbye”, despedida a la vida, hola a la muerte.
Sonido potente, enfoque gótico y variantes de tempo.
Lágrimas, perdón.
Buen corte.

Elton John colabora en la pieza que titula el LP, “Ordinary Man”, una melódica balada con Elton, co-autor de la canción, tocando el piano y cantando una estrofa, y con Slash en la guitarra.
Ozzy… no estaba preparado para la fama, que todo el mundo supiese mi nombre… no más noches solitarias, muchas veces perdí el control.
Reflexión y redención en modo AOR.
Arreglos de cuerdas y coros acentuando las emociones en una pieza de fácil escucha.

ozzy-osbourne-alohacriticon-rock-reviewLa notable “Under The Graveyard” se inicia de forma lenta, con punteos acústicos folk y sutil teclado barroco.
Ozzy crea un escenario de muerte, de cementerio, oscuro, triste, de maldición.
… hoy me desperté y me odié, nadie me salvará del infierno…
Huesos podridos en el cementerio, frío está el ambiente, todos moriremos, no te llevarás nada a la tumba.
Desesperación que se enfatiza con un épico progreso de metal, trallazos guitarreros y cambios de ritmo.

Osbourne sopla la armónica en la intro de “Eat Me”, tema sobre canibalismo.
… estoy en el menú, no te indigestarás conmigo, cómeme desde la piel hasta el hueso y después lánzaselo al perro…
Hazlo antes de que cambie de opinión y te coma yo a ti.
Potente tema hard rock con Ozzy en plan teatral shock rock, pegadizo estribillo y riffs contundentes de Watt.




“Today Is The End” es una balada apocalíptica.
Corre, no puedes huir de ti mismo… sol negro, cielo rojo…
Atmósfera oscura con un estribillo muy melódico.

Invasión extraterrestre en “Scary Little Green Men”, canción con Tom Morello (Rage Against The Machine) en la guitarra.
… nos quieren, nos necesitan, nos comen… “llevarnos junto a vuestro líder”.
Dan miedo esos hombrecillos verdes.
Intensa percusión, fórmula estrofa lenta-estribillo rápido, contagioso, puntuado por un piano, con tramo acid rock.




… reza por mí, padre, soy un monstruo…
Ozzy pide perdón en otro corte redentor.
“Holy For Tonight”, pasable balada arena rock con Watt en los arreglos de cuerdas.

El disco termina con “It’s a Raid”, bullanguero punk con redada en el que colaborar el rapero Post Malone.
Suenan las alarmas, todos escondidos.

En algunas ediciones se incluye como bonus track el corte de Post Malone con Travis Scott y Ozzy, “Take What You Want”, un trap pop rap de radiofórmula que nada tiene que ver con lo que se espera del de Birmingham.
Se vendió bastante. Es lo que hay.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Black Sabbath