• Por Antonio Méndez

the strokes machine comedown review album cover portada discoCrítica

Iniciados en el rock con influencias garajeras, new wave y post-punk, los Strokes evolucionaron en este álbum hacia composiciones heredadas del tecno pop 80’s y de la música disco-funk.

En “Tap Out” estos pobladores de Manhattan mezclan de forma melódica el funk con los primeros discos new wave de Duran Duran y algún destello italo disco. Suaves voces en armonía con empleo de falsete, ritmo danzable, pegadizo, vaguedades de relleno sobre ciudades sumergidas, definición vital… Tópicos y naderías.

La new wave y el post-punk, bases de su primer sonido, son esencias de “All The Time”, single que recupera los inicios del grupo con tensas guitarras y reproches sobre existencias rápidas, llenas de mentiras… Cruce radiofónico entre los Cars y Television.

“One Way Trigger” posee clara influencia ochentera… Alegre composición con tempo ágil, dudas sobre si quedar o marcharse mientras su pareja duerme al lado… Fusión juguetona entre A-Ha, la afectación vocal de Radiohead y los A Flock Of Seagulls.

Quieren hacer baile-buceo en el pop-funk de “Welcome To Japan”, con Julian Casablancas en plan crooner y los Strokes mimetizados con Earth, Wind & Fire en una canción que se presume ¿simpática?.. Ritmo, y cierta elegancia, sí que tiene…

La balada “80s Comedown Machine” es un pop de sintetizadores que recuerda sin demasiada inspiración a OMD y a Ultravox.

Sonidos más rockeros en “50/50”, pieza pop punk a lo Green Day con voz distorsionada.

En “Slow Animals” vuelven al pop funk sin trascendencia, “Partners In Crime” es un dance rock anodino, “Chances” es un desenfocado ejercicio tecno pop ochentero que ahora recuerda a Cyndi Lauper y más tarde a Cock Robin.

En el inicio de la rítmica “Happy Ending” parece que va a sonar un flamenquito tecno pop de radiofórmula pero no… desarrollo electropop 80s disco funk sobre inseguridad con uso de vocoder. Termina el disco con “Call It Fate, Call It Karma”, canción que parece sugerir tendencias futuras de la banda hacia la psicodelia con lugar también para el lounge de comienzos de los 60.

Ir a la biografía AlohaCriticón de The Strokes