• Por Antonio Méndez

Crítica

Tommy Roe fue un compositor e intérprete bastante popular en los años 60 gracias a sus canciones pop y bubblegum con melodías y estribillos pegadizos, ritmos festivos propicios al baile, baladas sentimentales, arreglos estimulantes y guiños primarios a iconos previos del rock, especialmente al maestro Buddy Holly.

Además de sus propios temas, que conforman casi todo el contenido de este recopilatorio de 22 canciones, Roe recupera piezas de Robin Luke (la balada “Susie Darlin’”) Jim Ed Brown (“Party Girl”, versionada también por los Cowsills), Merle Kilgore (“The Folk Singer”) o Chuck Berry (“Carol”).

Sin embargo lo más disfrutable son las adhesivas, alegres y rítmicas píldoras del propio Tommy, sin contar claro está la fantástica “Cinnamon”, efervescente pieza bubblegum-pop de nadería lírica, algo usual y nada negativo en el bubblegum, pero sumamente vital, cercana a los Monkees más pop, que fue escrita por Johnny Cymbal y George Tobin para Derek, el hermano de Johnny, quien logró con esta canción el único éxito de su corta carrera.

tommy-roe-foto-critica-albumJunto a Freddy Weller, el miembro de Paul Revere & The Raiders, Tommy Roe escribió dos de sus clásicos contagiosos, “Dizzy” y “Jam Up And Jelly Tight”, maravillas pop con animosos trabajos de la excelente sección rítmica, con unos bajos y baterías dominantes, melodías agradables, sencillos estribillos que te atrapan en la primera escucha, y arreglos vivaces de cuerda (la primera) y viento (la segunda).

“Dizzy” (número 1 en los Estados Unidos), tema irónico, producido por Steve Barri, sobre un tipo mareado por las difíciles cuestiones de ligoteo, fue versionado en varias ocasiones, una de ellas por Wreckless Eric.

También la escritura de Roe tiene prominencia al margen del bubblegum, como por ejemplo con “Everybody”, un tema de gran éxito (número 3 en 1963) que trae a la mente nombres como los Everly Brothers o Gene Pitney. En la pieza, Tommy alienta a la gente dolida por la pérdida amorosa afirmando que todo el mundo tiene momentos malos y que no pasa nada, a tirar “palante”.

Con “Sheila”, compuesta e interpretada al estilo Buddy Holly (la verdad es que es muy similar a la archiconocida “Peggy Sue”), Roe alcanzó el número 1. Los Status Quo la versionaron en su estupendo LP debut e incluso los Beatles, entre versiones de Chuck Berry, Ray Charles o Carl Perkins, llegaron a tocarla en directo, con George Harrison a la voz principal, en el Star Club de Hamburgo.

Colaborando en la producción Curt Boettcher, Tommy se acercó al sunshine pop y a la psicodelia con “It’s Now Winters Day”, cálido, calmo tema interpretado con sedosa vocalidad que desprende esa atmósfera sutil que siempre proporciona Boettcher a sus producciones.

A la que no le encuentro la gracia por ningún lado es a uno de sus grandes hits, “Sweet Pea”, con esa insufrible voz operística femenina que pone Roe. La verdad es que es un espanto, pero el tema, bastante bufonesco, funcionó en su día.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Tommy Roe

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:3    Promedio:4.3/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar