• Por AlohaCriticón

CORRIENTES OCULTAS (1946)

Dirección: Vincente Minnelli.

Intérpretes: Katharine Hepburn, Robert Taylor, Robert Mitchum, Edmund Gwen.

Un científico llamado Dink Hamilton (Edmund Gwen) recibe la visita de un adinerado empresario llamado Alan Garroway (Robert Taylor). Éste, interesado por su tetradita, termina casándose con la hija de, Ann (Katharine Hepburn). Cuando comienza su existencia marital Ann descubre la existencia de un desaparecido hermano intelectual de Alan, de quien éste no parece guardar un buen recuerda.

En base al juego psicológico con un personaje vulnerable, femenino o masculino, azuzado por un contexto familiar enrarecido y gótico, es un desarrollo intrigante y melodramático muy socorrido en la gran época del cine, los años 40. Ahí estan obras como “Vorágine” de Otto Preminger, “Secreto tras la puerta” de Fritz Lang, “Rebeca” de Alfred Hitchcock/David O. Selznick, “Luz de gas” de George Cukor o la propia “Sospecha” del mentado Hitchcock.

En esta corriente (no oculta) se puede englobar a esta película, “Corrientes ocultas”, un título menor dirigido con elegancia por Vincente Minnelli que recarga la zozobra psicológica de su personaje femenino en un subrayado bastante cargante que no termina de entusiasmar a pesar de la mohína fotografía de Karl Freund y las buenas interpretaciones de Katharine Hepburn, en su papel de esposa obsesionada por un atractivo personaje ausente, y de Robert Taylor como verdugo/víctima de su complejo de inferioridad en una alta sociedad propicia a la apariencia.

El film resulta apagado, necesitaría mayor síntesis, más pulso en algunas situaciones y mayor participación del personaje de Robert Mitchum, todavía, en el momento del rodaje, un intérprete poco estelar en Hollywood. Además sería bueno que se enrareciese todavía más la cetrina atmósfera que cubre una trama bastante arbitraria en actitudes y diálogos, cuya sorpresa final no es tal para cualquiera con dos dedos de frente. Por otra parte, Katharine Hepburn puede ser todo, absolutamente todo, menos endeble a nivel psicológico, hecho que puede conducir a una mengua en la particularidad de su personaje en esta intriga.

El clímax, sin embargo, posee intensidad a pesar de su acomodaticia conclusión.

Enlaces

Katharine Hepburn

Robert Taylor

Robert Mitchum

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:19    Promedio:3.8/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.