• Por AlohaCriticón

ZARDOZ (1974)

Dirección: John Boorman.

Intérpretes: Sean Connery, Charlotte Rampling, Sara Kestelman, John Alderton.

Año 2293. El mundo está dividido entre dos razas humanas, por un lado los inmortales, una clase privilegiada compuesta por científicos e intelectuales que viven en una especie de oasis aislado y fuertemente custodiado por El Vortex, y por otro los denominados exterminadores que viven en condiciones miserables y sólo se dedican a practicar la caza y el exterminio bajo la veneración del supuesto díos Zardoz.

Uno de esos exterminadores, Zed (Sean Connery), se infiltra dentro de la enorme cabeza de piedra volante del díos Zardoz para atravesar El Vortex poniendo de manera inconsciente en peligro y la estabilidad de la clase privilegiada que ven en el sujeto de Zed como a una especie de monstruo al que se debe exterminar.

Hermosa y terrible historia acerca del futuro de la humanidad entre dos mundos paralelos y diferentes en los cuales Boorman recurre a elementos narrativos y visuales puros para crear un mito acerca de un falso dios y una profunda reflexión sobre la ilógica que resulta tener una vida ilimitada y la muerte deseada por los desechos de los privilegiados y los apáticos mediante una manifiesta búsqueda de la verdad en base a una profunda introspección de sus personajes surrealistas sobretodo en el que es encarnado magistralmente por Sean Connery que más allá de toda lógica humana.

Historia un tanto complicada de entender pero intensamente rica en matices descriptivos sobre las habituales formas de vida, de la necesidad de romper con una monotonía totalmente atípica de una sociedad aislada en contra de toda ley natural convertida en un circulo que gira sobre sí mismo sin ningún final al cual se debe de alcanzar y de lo que en general nosotros, los seres humanos, entendemos cómo debe ser la ley de la vida misma dentro de un ciclo vital de generaciones, esto puede que quizá a un determinado tipo de espectadores que no estén habituado al género de la ciencia-ficción vean que el mensaje abstracto que posee esta película es como de algo absurdo y sin sentido dejando a un lado la preciosa estética e imaginación que Boorman le ha sabido dar al conjunto del film y que pocos habrán sabido valorar a la hora de emitir un juicio precipitado durante su primer visionado.

Lo mejor de la película es el uso que Boorman hace de la música clásica, en concreto de la 7ª Sinfonía de Beethoven, y de la fotografía del siempre excelente Geoffrey Unsworth a la hora de captar las maravillosas panorámicas de los exteriores naturales con sus extraordinaria gama de luces y colores vivos y brillantes.

En pocas palabras Zardoz no es una película hecha para todos los gustos de ahí que su recepción por parte del público fuese algo fría y que en el momento de su estreno, este no supieran valorar la función y el fin de todos los seres vivos especialmente los humanos en base al relato de esta descrito esta fábula fantástica.

Rostov

Enlaces

John Boorman

Sean Connery


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:57    Promedio:3.7/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies