• Por AlohaCriticón

A GOOD WOMAN

Dirección: Mike Barker.

Intérpretes: Helen Hunt, Scarlett Johansson, Tom Wilkinson, Stephen Campbell Moore.

Años 30, Riviera Italiana. El matrimonio formado por Robert Windermere (Mark Umbers) y Meg Windermere (Scarlett Johansson) se ve amenazado por unos rumores de infidelidad con Mrs. Erlynne (Helen Hunt), una mujer de mala reputación a la que Robert abona cuantiosos cheques en secreto.

Por su parte, la joven Meg, en plena fiesta de su cumpleaños y ante las presuntas evidencias de infidelidad, decide huir con el playboy Lord Darlington (Stephen Campbell Moore) sin sospechar que en la relación entre su esposo y Mrs. Erlynne se esconde un importante secreto familiar.

“A good woman” es una adaptación libre (se cambian épocas, escenarios y se alteran nacionalidades) de “El abanico de Lady Windermere”, obra teatral de Oscar Wilde, excepcional mago de la palabra y el ingenio verbal, al que impregna de un irresistible cinismo e ironía.

La citada obra, la primera del autor irlandés en conseguir notoriedad pública, ya había sido llevada a la pantalla con anterioridad por, entre otros, Ernst Lubitsch y Otto Preminger.

Ahora le toca el turno a Mike Barker, director de “Matar a un rey”, quien adapta esta comedia de costumbres de tono sofisticado, ambientes elegantes de la alta sociedad y localizaciones de postal.

Una película basada en una obra de Wilde siempre va a deparar excelentes diálogos, frases antológicas, caracteres interesantes y situaciones sutiles y punzantes, ya que es un maestro en el retrato de personajes y no digamos en la capacidad de crear parlamentos y dichos ingeniosos, todavía frescos y vigentes en el siglo XXI y por lo siglos y los siglos. Amén.

Lamentablemente el resultado es visible pero intrascendente, sin la punción deseable ya que al guión, con temas como la infidelidad, el amor, el sexo o el arribismo social, le falta convulsión.

La acción pierde la efervescencia de una farsa sexual y decadentista en su desarrollo, engrandecido por el fenomenal texto original de ese mordaz observador social llamado Oscar Wilde, y ofrece un melodrama humorístico un tanto melifluo, domesticado y corrientucho, al que la falta dinamismo, incisión y descaro.

Lo que resulta satisfactorio es el óptimo trabajo de producción, recreando y reflejando con elegancia y suntuosidad los ambientes en los cuales se mueven sus personajes.

Enlaces

Helen Hunt

Scarlett Johansson

Tom Wilkinson

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:22    Promedio:3.6/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar