• Por Javier Platas

Crítica

Segundo trabajo en LP de la gran banda londinense The Kinks que mejora su álbum debut con producción de Shel Talmy y canciones marcadas por el penetrante trabajo de guitarra de Dave Davies y la autosuficiente vocalidad de Ray en contraste con la mayor agresividad de su hermano menor.

El conjunto de temas no está a la altura de sus mejores discos pero las retozonas estructuras pop (con algunos momentos de R&B y folk) de piezas como “Look for me baby”, la fenomenal “Tired Of Waiting For You” (con el fantasma presente de “You Really Got Me”), la efectiva simplicidad de “Don’t Ever Change”, el furor sónico de Dave en “Come On Now” y “Got My Feet On The Ground”, la belleza acústica con trazos folk de “So Long”, el vigor rítmico de “You Shouldn’t Be Sad” y la preciosa confección melódica de “Something Better Beginning” bien hacen merecer su escucha.

Lo más flojo es la meliflua versión del clásico de la Motown “Dancing In The Street”.

Ir a la biografía AlohaCriticón de The Kinks