• Por Antonio Méndez

the allusions disco criticaInfluenciados por el beat y el R&B británico, en especial los Beatles y los Kinks, The Allusions se crearon a mediados de los años 60 en la ciudad australiana de Sydney. Estaban liderados por el cantante, guitarra rítmico y principal compositor Michael Morris. A su lado en la época de esta grabación en Parlophone, el único LP de su carrera, se encontraban el guitarra líder y vocalista Terry Hearne, el bajista y vocalista Bruce Davis, el batería Kevin Hughes y el teclista y vocalista John Shaw.

Producido por Robert Iredale, el álbum incluye cuatro versiones: “I Gotta Move”, rock garajero en tono paranoico que adapta de forma plausible un tema original de los Kinks, “Shop Around”, versión de Smokey Robinson And The Miracles que significa la influencia soul Motown en el grupo, “Gypsy Woman”, potente interpretación rock de un tema cantado previamente por Ricky Nelson, y “I Believe”, una canción crooner de Frank Sinatra que les lleva al pop de los años 50.

Lo demás son composiciones propias, casi todas escritas por Morris, que alternan el pop y el garage rock con clara herencia de los sonidos de la denominada Invasión Británica.

Michael Morris es el autor de “Roundabout”, medio tiempo alegre y dulce muy al estilo de las tonadas pop de los Herman’s Hermits, “Looks Like Trouble”, una canción rock con un sonido más oscuro que el tema previo en el que toman inspiración de varias composiciones de los Beatles (“I Feel Fine”, “A Hard Day’s Night”), “Lady Of Leisure”, beat a lo Freddie & The Dreamers con destacado empleo del teclado de John Shaw, “In My Solitude”, sollozos en soledad en un gran tema con variantes melódicas y de registro vocal, “Out Of Order”, notable corte rock estilo The Kinks, “97 Cigarettes”, otra pieza con ascendencia de la banda de Ray Davies, y “The Dancer”, rítmica canción similar a las primeras composiciones de John Lennon para los Beatles.

Junto a Bruce Davis y John Shaw, Michael Morris firmó “Blue Tomorrow”, grato medio tiempo pop, y Davis, el bajista, compuso en solitario “I’ll Be Home”, melódica pieza country pop, y “And She’s Mine”, uno de los mejores temas del disco con una interesante mezcla de surf, flamenco, blues y psicodelia.

Recomendable álbum que no encontró el favor del público en su día.