• Por Antonio Méndez

album review the raconteurs broken boy soldiersCrítica

Primer disco de los Raconteurs, proyecto de Jack White, el miembro de los White Stripes, y Brendan Benson, quienes lideran este combo de incisión 60’s y 70’s que emulsiona con influencia de los Who, los Led Zeppelin, los Yardbirds o los Beatles, el enérgico garaje-blues-rock del primero con el melódico (y no menos enérgico) power pop del segundo.

Esta amalgama se aprecia a la perfección en el single “Steady, As She Goes”, pieza con minimalista riff de cruda y distorsionada guitarra a lo Dave Davies (Kinks) o Larry Parypa (The Sonics) tras unos retazos blues, una poderosa sección rítmica en la fibrosa interacción entre bajo y batería, teclado “beatleiano” y estribillo pop con una atractiva combinación vocal entre Jack y Brendan.

El álbum, corto pero disfrutable, prosigue con “Hands”, corte con guitarras a lo Who que parece remedar el “Something In The Air” de los Thunderclap Newman de John Keene (colaborador de Pete Townshend).
En esencia se trata de un fenomenal corte power pop que toma también la psicodelia lennoniana de los Beatles y esas voces de la etapa “Revolver” de los de Liverpool.

“Broken Boy Soldiers” parece comenzar tipo himno glam rock a lo Slade o a lo Gary Glitter con un desarrollo hard rock y psico-blues que, con opulencia en los ritmos, vincula a White con una de sus máximas ascendencias sonoras, Led Zeppelin, y, yendo más atrás, a los Yardbirds.

Sonidos de guitarra acústica inician “Intimate Secretary”, pieza casi mantra con deuda a las tendencias folk psicodélicas de la banda de Jimmy Page y Robert Plant que vigoriza su tempo con un explosivo riff hard rock y sonidos de sintetizador perfectamente empleados.

the-raconteurs-foto-criticaEl hard rock blues y y psicodélico de los Led Zeppelin también son mimetizados en “Level”, atmosférico medio tiempo de original textura guitarrera que parece gotear lluvia lisérgica, lisergia que con ecos glam rock de T. Rex (y también de prog-rock) se encuentra también en la sinuosa “Store Bought Bones” con un pegadizo, intenso, sensual sentido del ritmo.

Otra piezas de este “Broken Boy Soldiers” es “Together”, calmo lugar para escuchar a Brendan en plan Paul McCartney en contraste en armonías con la voz negra y blues de Jack White en una simbiosis que parece mixturar al Stevie Wonder de los 70 con Macca, quien podría firmar también el animoso y acústico “Yellow Sun”, luminosa pieza folk pop con sonidos del Fender Rhodes.

“Call It A Day”, tema lento, casi en plan canción de cuna, con uso de armonías vocales; y “Blue Veins”, magnífico psico-blues pausado con sonidos grabados al revés, ponen punto y final a un disco si no perfecto sí muy escuchable.

Ir a la biografía AlohaCriticón de The Raconteurs

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:15    Promedio:3.6/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar