• Por Antonio Méndez

Crítica

Segunda entrega discográfica de Scissor Sisters, colorista grupo de Nueva York que reincide tras su debut homónimo en trasladar a comienzos del siglo XXI la música más lúdica de los años 70 y comienzos de los 80. pegadizo y rítmico pop de bola de espejos con sonidos disco-pop con reminiscencias de ABBA o los Bee Gees, el glam-bubblegum-rock de los Sweet, baladas melódicas a lo Elton John (quien colabora con ellos en la escritura de algunas piezas), con guiños a Paul McCartney, el burlesque, Blondie, Roxy Music, Giorgio Moroder, Queen o la etapa californiana de los Fleetwood Mac.

Elton John co-escribe y toca el piano en el single “I Don’t Feel Like Dancin’”, burbujeante corte discotequero con falsete de Jake Shears (un cantante y compositor con notables registros y textos de cierta entidad) que parece responder a un tema previo de Leo Sayer con trazos de ABBA, los Bee Gees 70’s y el propio John (Elton).

El pop discotequero y festivo prosigue con la enérgica “She’s My Man”, como una revisitación del “I Can’t Stand It” de Elton John mezclado con el bubblegum-glam de los Sweet de Chinn/Chapman.

scissor-sisters-critica-discosEl texto sobre el suicidio contrasta con el animoso tempo de “I Can’t Decide”, pieza con retazos de music-hall (también encontrados en “Intermission”) que bien podría interpretar Paul McCartney, a quien dedican una canción (llamada “Paul McCartney”) con inicio emulando los Depeche Mode de Vince Clarke. En la canción Shears muestra su gratitud por su música. La verdad es que el tema, puramente disco-funk a lo Prince, no tiene nada que ver con ninguna vertiente sonora del ex Beatle.

Otros cortes danzables del disco son “Lights”, disco-funk con sonidos de viento que no quedaría mal en la discografía de KC & The Sunshine Band; “Kiss You Off”, principiada en plan Enigma y cantada por Ana Matronic, remeda básicamente a Blondie y a ABBA con guitarras a lo Sweet.

“Might Tell You Tonight” y “Land of a Thousand Words” vuelven a denotar su herencia con Elton John amalgamado con Moroder y/o los Carpenters; mientras que el corte final, “Everybody Wants The Same Thing” presenta potentes guitarras a lo Who y una melodía cuasi blues-rock que bien podrían interpretar los Bad Company o Free.

Para terminar este comentario citar dos de las mejores canciones del álbum. Una es “Ooh”. Solamente las momias más oprimidas por los vendajes o los amargados de turno no bailarán con este adhesivo tema. Por lo menos mover el piececillo.

La otra es “The Other Side”, sensible, preciosa melodía, inmejorable interpretación vocal e influencias de los Duran Duran de “Planet Earth” y de la elegancia pop-glam de Roxy Music.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Scissor Sisters

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:16    Promedio:4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar