• Por Antonio Méndez

Crítica

No cabe duda que este rubiales de rostro aniñado es un compositor que se sale de la habitual mediocridad o copia barata en la que generalmente radican los nombres que suenan en las efe-emes. Aunque a veces se pierde un tanto en el eclecticismo gratuito y la experimentación masturbatoria que no traspasa el capricho autocomplaciente, sin duda cuando acierta en el enfoque ofrece temas soberbios, de sobresaliente diversidad sónica, maestría en ritmos, aptitud melódica y lírica ceñida en ocasiones al flujo de conciencia.

En este “The Information”, álbum producido por Nigel Godrich (conocido principalmente por sus trabajos con Radiohead), se ejemplifica la capacidad de Beck para licuar con personalidad una combinación de músicas de diferente procedencia; un collage que no desdeña ningún (o casi ningún) sonido, sea el hip-hop, el pop psicodélico, el disco-funk, los sabores latinos, el blues, el techno, el folk-rock, los experimentos vanguardistas…

Un ejemplo es el single “Cellphone’s Dead”, canción en la que parece primero danzar en el sambódromo de Río de Janeiro antes de hacer sonar un sintetizador “neouevero”, arrimarse al techno-pop de Kraftwerk y rimar con base hip-hop al lado de un niño que le apoya vocalmente en el estribillo en un simpático contraste oral. Los textos despliegan estampas urbanas casi de corte surreal.

Aunque el disco pierde valía (por un desenfoque de sus arriesgadas y ambiciosas premisas) en la segunda mitad, la primera es realmente magnífica. Tanto por la mentada “Cellphone’s Dead”, como por “Think I’m In Love”, pop con burbujeante línea de bajo, un precioso puente con arreglos de cuerda, un ritmo implacable que impide el estatismo, y la adopción del punto de vista de un personaje nervioso al tener que declarar su amor a una buena moza; o por “Nausea”, canción que mixtura el riff clásico del maestro Bo Diddley con un concepto de espíritu garajero a lo Jon Spencer Blues Explosion y puntuales sonidos latinos y robóticos que ayudan a ornamentar con habilidad la pieza.

Otros cortes magníficos del álbum son “Soldier Jane”, lo que parece retrato de una vagabunda posee un sinuoso y dinámico tempo cuasi kraut-rock con un notorio trabajo en la percusión y apariciones angulares del bajo; el tema que da título al disco, “The Information”, pura psicodelia envolvente con atractiva atmósfera, voz femenina, ritmos hipnóticos con machacante percusión y resonancias de David Bowie.

Sin duda, uno de los mejores momentos es “Strange Apparition”, animosa canción de variados tempos y corte acústico, en la que Beck establece contacto con el mismísimo Dios y ante la muerte, con un sonido que nos traslada a los Rolling Stones del “Let it Bleed”, “Beggars Banquet” o “Exile on Main Street”, un estribillo (y cuando calma el tempo la pieza) que liga a Beck con su faceta más Gene Clark, y un espléndido piano que podría interpretarlo en su época el nunca bien ponderado Nicky Hopkins.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Beck

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:4    Promedio:4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar