• Por AlohaCriticón

gattaca poster cartel critica review

GATTACA (1997)

Director: Andrew Niccol.

Intérpretes: Ethan Hawke, Uma Thurman, Jude Law, Xander Berkeley.

En la sociedad del futuro Gattaca se busca la perfección absoluta, llegando así los seres humanos a ser diseñados genéticamente para que sus cometidos sean realizados sin el más mínimo error.

Vincent Freeman (Ethan Hawke), nacido de manera natural y con imperfecciones genéticas, anhela convertirse en piloto espacial. Para ello tendrá que cambiar su identidad.

Hablar de Gattaca es hablar de una película que con el paso del tiempo

se convertirá en un referente del cine de ciencia-ficción.

Inexplicablemente denostada en su momento por público y crítica, la

autoría en la dirección, producción y guión es de un viejo conocido,

un presumiblemente futuro clásico de Hollywood: Andrew Niccol,

obsesionado con el tema de la identidad humana respecto de la

sociedad, como demuestra posteriorente en los guiones de “El Show de

Truman” (1998), “Simone” (2002) y “La Terminal” (2004).

Vincent Freeman (Ethan Hawke) es un “Hijo de Dios” en un

“futuro-no-tan-lejano”. Esto quiere decir que ha nacido concebido por

el método tradicional, en un mundo en el que las personas nacen por

efecto de manipulamiento genético, que como fruto genera personas sin

defectos graves físicos y/o mentales (al puro estilo de los alfas y

betas de Aldous Huxley).

Al nacer, la tecnología genética es tan avanzada que ofrece la

precisión de que Vincent morirá a los 30 años por problemas de

taquicardia.

Esto provoca que sus padres opten por tener un segundo de manera

artificial, libre de la miopía y los problemas cardiacos de su

hermano, un niño guapo y fuerte digno de recibir por fin el nombre de

su padre (Elias Koteas).

En un desarrollo espléndido del crecimiento de Vincent, se aprecia un

afán apasionado por ser astronauta en la estación espacial de Gattaca,

algo imposible para él porque para ello hay que haber nacido sin

problemas físicos, ser un “válido”.

Jerome Morrow (Jude Law), un válido que se encuentra paralítico

permitirá, a través de un (como siempre) genial Tony Shalhoub que

Vincent le reemplace en la sociedad, tomando su nombre, sus muestras

de sangre, de orina y todo lo que le lleve a hacer que le confundan

con él a la hora de ser admitido en Gattaca.

Quienes tachaban esta película de demasiado fantástica, ya habrán

cambiado su parecer con el paso de los años. Cada vez es más cercano

el planteamiento pesimista que propone esta película en cuanto a

manipulación genética, y eso la hace símbolo de reflexión acerca de

nuestra sociedad.

En “Gattaca” apenas hay peros, es un film que habría que ver cinco o

seis veces para comprender todos esos pequeños detalles que la

componen. La ambientación es perfecta, es una especie de “retrofuturo”

que congenia muy bien con la intención que se aprecia en la trama. Los

actores, hacen una interpretación rotundamente magnífica. De hecho,

Jude Law, considerado por muchos como un icono de la masculinidad,

demuestra en “Gattaca” que es capaz de soportar el liderazgo de un

reparto de gran nivel, donde Ethan Hawke cumple con creces, a pesar de

demostrar que está demasiado preocupado por su imagen. Y los

secundarios complementan de lleno la sensación de estar en un futuro

factible, paralelo al nuestro.

La banda sonora de Michael Nyman es de esas que resultan

imprescindibles en la posterioridad de la música del séptimo arte,

fundamentada en melodías vitalista que contrastan con la frialdad del

entorno. La fotografía llega casi a la categoría de impactante, y ¿qué

mas decir sobre una obra que sólo decepciona a alguien que espera una

película normal y corriente? Andrew Niccol se permite ciertas trampas,

como una muerte innecesaria o ciertos trucos para mantener la intriga,

pero no desequilibran la balanza ni mucho menos.

En definitiva, “Gattaca” es de esas películas que un cinéfilo, al acabar

de verla, se pregunta qué otras películas han realizado tanto el

director como los actores, en honor al disfrute que supone la ópera

prima de Niccol.

Luis Fernando Romero Calero

Enlaces

Ethan Hawke

Uma Thurman

Jude Law

Alan Arkin


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:93    Promedio:4.5/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies