• Por Marta Canacci

palacio-ideal-poster-sinopsisDirección: Nils Tavernier.
Intérpretes: Jacques Gamblin, Laetitia Casta, Florence Thomassin, Bernard Le Cocq.

Con guión de Nils Tavernier (“Con Todas Nuestras Fuerzas”), Laurent Bertoni (“La Faute”) y Fanny Desmares (“Deux Au Carré”).

Sinopsis

Francia, año 1869.
Joseph-Ferdinand Cheval (Jacques Gamblin) es un cartero viudo del pueblo de Hauterives, departamento del Drôme, que vive en soledad tras ser separado de su hijo Cyrille (Louka Petit Taborelli) cuando este último era un niño.
En su trayecto diario conoce a Philoméne (Laetitia Casta), una viuda que reside en una granja con la que termina casándose y con quien tiene una hija a la que llaman Alice (Zelie Rixhon).
En ese momento, Cheval inicia su ambicioso proyecto, la construcción de un palacio construido con las piedras que encuentra en su camino.

Crítica




palacio-ideal-foto-critica-reviewDrama biográfico que narra la vida y obra de Joseph-Ferdinand Cheval, cartero en la región francesa de Drôme que, a finales del siglo XIX, inicia el proyecto de diseñar y construir un singular “palacio” de inspiración oriental con sus propias manos, utilizando materiales que recoge en sus largos recorridos de repartos de correspondencia.

La película nos cuenta como la tenacidad y el amor pueden ayudarnos a conseguir sueños que parecen imposibles a través de una historia de superación y talento innato que recuerda al espíritu de arquitectos como Gaudí.

El protagonista, Joseph-Ferdinand Cheval, es hermético, huidizo, introvertido, duro, tenaz y soñador; interpretado de forma acertada por Jacques Gamblin. Las posturas, los gestos, los movimientos, hacen entender al personaje a pesar de sus silencios. Acompañando al protagonista está la actriz Laetitia Casta, que interpreta a su segunda mujer, Philoméne, un personaje cálido que observa con ternura, incredulidad y admiración las hazañas de su marido.
Se percibe complicidad entre la pareja protagonista, especialmente en sus miradas.




palacio-ideal-laetitia-casta-foto-reviewLos paisajes y la fotografía son muy evocadoras, con espectaculares planos generales de las montañas, llena de aspectos trágicos; y una producción sobria que te transporta con facilidad al pasado, reflejando la dureza de la vida en el mundo rural. Los largos años que transcurren se ven perfectamente reflejados en el diseño de vestuario, maquillaje…

La presentación de los personajes sucede de forma pausada, con la hija de ambos (Alice) cobrando importancia progresivamente.
La historia se cuenta a trompicones, con saltos temporales en algunos casos muy largos, no exponiendo bien algunos temas ni desarrollando suficientemente algunos de los personajes secundarios. La narración se vuelve un tanto irregular, perdiéndose en algunos aspectos de la vida y obra del cartero Cheval, además de en tramas secundarias e insustanciales que giran a su alrededor.

Más allá de la tenacidad y el talento innato del protagonista, “El Palacio Ideal” fija su atención en los lazos familiares, en la relación con Philoméne y la hija de ambos, Alice, por quién y para quien Cheval inicia la construcción del palacio.

Fichas en AlohaCriticón

Laetitia Casta

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:10    Promedio:3/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar