• Por AlohaCriticón

kinsey cartel critica
Dirección: Bill Condon.
Intérpretes: Liam Neeson, Laura Linney, Peter Sarsgaard, Chris O’Donnell.


Película que aborda la biografía de Alfred Kinsey (Liam Neeson), zoólogo y profesor universitario de biología que en 1948 realizó un revelador estudio de la conducta sexual estadounidense en su libro “La conducta sexual del hombre”.

La duda es un concepto que acecha constantemente a la mente humana, basta con decir que la duda puede ser prejuiciosa, pues el problema se desarrolla no precisamente en la pregunta sino en la respuesta.

El biólogo estadounidense Alfred Charles Kinsey se enfrento contra la duda sólo para descubrir que el verdadero problema era la respuesta de dicha duda, Kinsey fue un personaje histórico que vivió en un época difícil conforme a la educación sexual, todas aquellas preguntas que aparecieron en el transcurso de su vida fueron las que le impulsaron a realizar sus controvertidas investigaciones acerca del comportamiento sexual humano, y precisamente de esto habla este biopic hecho de manera natural, controvertida pero real.

Como apertura podemos apreciar el método de investigación que empleó Kinsey para indagar entre las costumbres sexuales de la sociedad, gracias a este método podemos conocer la vida de nuestro personaje principal de manera amena e interesante, el filme no decae en su narración que es constante y su tempo que no aburre, es un tratado natural lo que se emplea en esta película, sus datos e información sexual se muestran de manera controvertida pero real, sin duda alguna ciertas escenas salen de lo poco convencional y crean algarabía entre el público el cual logrará interesarse en las dudas que se expresan en la pantalla, puesto que al parecer poco disciernen de la actualidad.

Es una verdad que el libro “El comportamiento sexual del hombre” publicado en el año de 1948 por el biólogo Kinsey, logró grandes controversias en el mundo, caracterizado por la prensa como una bomba atómica, la sociedad se sacudió ante la verdad que les propiciaba la información, puesto que ya no les asustaba la pregunta que emanaba su cerebro sino la respuesta que ofrecía el libro, sin bien esto es lo que evoca esta película, es bueno ver que existen directores lo suficientemente intrépidos para hablar de la sexualidad y no caer en el morbo, este es el caso del director Bill Condon que logra un producto cinematográfico que se puede visionar de maneras distintas.

En lo que le concierne a mi persona podría decir que el filme es una crítica hacia la sociedad actual que se lleva de la mano de la vida del biólogo Kinsey, ya que en la pantalla no vemos precisamente un desarrollo minucioso de la vida de esta personalidad, sin embargo podemos ver grandes rasgos de lo que fue su investigación, de sus razones y sus resultados, es significativo ver que en tiempos anteriores el tabú se remitía a las preguntas y sus posibles respuestas las cuales no estaba registradas de manera científica, en cambio, hoy en día nos damos cuenta que el tabú es la verdad, la verdad sexual a las preguntas que pueden ser contestadas, pero no queremos contestar, la discriminación a homosexuales que puede ser erradicada, pero que no queremos erradicar, es tenerle miedo a la verdad, es a lo que se enfrento Kinsey, es lo que muestra esta película.

Sin embargo el espectador puede quedar inconforme con el tallado de situaciones que se registran en el transcurso, pues ciertas subtramas carecen de fuerza y los ejes temáticos tales como la homosexualidad, bisexualidad, la familia, entre otros rasgos que pudieron haber concretizado la trama, solamente se remiten a un tratado contextual aceptable en su mayoría pero que se ven notoriamente desperdiciados.

Lo que sin duda alguna es digno de respetarse, es el complejo tratado de las relaciones sexuales que no se confunden con amor, es un toque representativo de que el amor no se puede medir y por tanto no es ciencia, sin meter una mixtura inadecuada entre estos dos conceptos, dedicando a que los estudios de este biólogo se referían al estado físico y no psicológico de sus entrevistados.

Claro que esto no podría haber sido posible sin la participación del aclamadísimo Liam Neeson que ya es una costumbre verlo en pantalla de manera rutilante, logra enfrascarnos en su personaje, haciéndonos olvidar sus participaciones anteriores, superando su propio estatus, participando en filmes tan intrépidos como este, secundado por Laura Linney que sin duda alguna da la talla para actuar al lado de Neeson y no verse opacada, sin embargo la academia se remite a sus viejas costumbres al no nominar a este filme y su actor principal, cosa que no me sorprende, pues como ya mencione es una costumbre evitar en las nominaciones a títulos controvertidos, no se debe tomar como un insulto, pero espero que en un futuro estas producciones sean premiadas como es debido.

Lucio Avila

Fichas en AlohaCriticón

Liam Neeson
Laura Linney
Peter Sarsgaard
Chris O’Donnell
Benjamin Walker
John Krasinski

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:17    Promedio:3.8/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar