• Por Antonio Méndez

Crítica

Hermoso disco de Simon & Garfunkel, como así son las apacibles melodías y la bella combinación de voces de sus autores e intérpretes, líricos declarantes de una generación reivindicativa en un escenario de decisivos cambios, entre ellos la incorporación de la protesta y demanda juvenil en el ámbito sociocultural y político, fruto, entre otros muchos factores de la madurez aportada al rock y el pop por los músicos procedentes del folk, avezados poetas de cariz social.

Este es un álbum con sonoridades acústicas de folk pop barroco con apoyos de clavicordios y alegóricas historias de matiz antibélico; exposiciones de angustia existencial en cálidas tonalidades; refugio interno en el hogar conocido; rítmicas piezas satíricas que se burlan del consumismo desaforado; delicados cánticos de apariencia optimista; simpáticos ejercicios dylanianos, entonaciones líricas con comentario social; recuerdos para la gran poetisa Emily Dickinson; o el tradicional “Noche de Paz” arrullando apuntes sobre la guerra del Vietnam y la protección de los derechos civiles.

El disco, producido por Bruce Johnston, cuenta con fenomenales arreglos vocales de Art Garfunkel, siempre a la sombra compositiva del maestro Paul Simon, quien nos regala joyas, al margen de los grandes clásicos del álbum (entre ellos “Scarborough Fair”, “Feelin’ Groovy” o “Homeward Bound”), como “The Dangling Conversation” o la maravillosa “Flowers Never Bend With The Rainfall”, prodigio de sensibilidad y talento melódico.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Simon & Garfunkel

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:18    Promedio:4.9/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar