• Por AlohaCriticón

punch drunk love cartel criticaPUNCH-DRUNK LOVE (2002)

Director: Paul Thomas Anderson.

Intérpretes: Adam Sandler, Emily Watson, Philip Seymour Hoffman, Luis Guzmán.

No es extraño que esta película recibiera el premio al mejor director en el último festival de Cannes, en un jurado presidido por el inefable David Lynch. Y es que este film de Paul Thomas Anderson (Boogie Nigths, Magnolia), es toda una marcianada, como si el propio Lynch se hubiera propusto rodar una comedia romántica.

Narra la historia de un pobre hombre, interpretado por Adam Sandler, que trabaja en un negocio de venta de desatascadores de baño decorados con dados, cubiletes u otros objetos, de dudosa irrompibilidad.

Se encuentra atenazado entre su trabajo, sus siete hermanas y su soledad galopante, hasta que un día la aparición de una chica (Emily Watson), amiga de su hermana, trastocará su vida mediocre. Por si fuera poco, una llamada a una línea erótica, le acarreará más de un problema, aunque su ilusión es conseguir muchas millas de vuelo, gracias a una promoción de puntos de una marca de natillas.

Si todo lo que dicho les parece extravagante, no se preocupen, lo es. Raro, extraño, o su equivalente inglés “Freak”, son los adjetivos que definen el estilo del film de Anderson, acompañado todo ello de una música desquiciada, muy lejos de ls habituales percusiones de los films de tono romántico.

Las situaciones surrealistas son moneda de cambio (fundidos en color arco-iris, accidentes sin sentido, un harmonio abandonado en medio de la calle, un colchonero dueño de una línea caliente, los repentinos ataques de ira de Adam Sandler), que tienen su momento más divertido en un momento en el que el almacén donde trabaja Sandler se convierte en lugar de reunión entre él, su hermana, el personaje de Emily Watson, habiendo de fondo una persistente llamada de teléfono, un accidente laboral y la desquiciada banda sonora.

Desde luego no es la clásica comedieta de Julia Roberts, pues hay un diálogo presuntamente amoroso entre Sandler y Watson en el que lo más bonito que él dice es que le rompería la cara con un martillo por lo bonita que es y la otra querría lamerle los ojos.

El principal hándicap del film estriba en su guión, que aunque plantea con acierto situaciones surrealistas, que se toman como verdaderas, carece de suficiente hilo argumental para mantener atrapado al espectador, de manera que el metraje acaba haciéndose largo, pese a no durar ni hora y media.

Buenas actuaciones de Sandler y Watson, el primero muy alejado de las gamberradas que suele hacer.

No es lo mejor que ha hecho Anderson, pero se le agradece el esfuerzo de intentar algo diferente con el trillado e insulso género de la comedia romántica.

No vayan a verla los palomiteros de multisala.

David García

Fichas En ElCriticón-AlohaCriticón

Paul Thomas Anderson

Adam Sandler

Emily Watson

Philip Seymour Hoffman


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:37    Promedio:3.6/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies