Buscar:
Menú
Inicio El Criticón
Inicio Aloha Criticón
Estrenos de cine
Novedades en DVD
Críticas de películas de todos los tiempos
Estrellas del cine actual
Protagonistas del cine clásico
La Taquilla de cine
Trivial de Cine, Música y Literatura
Libros de Cine Clásico
Películas recomendadas
Preguntas y respuestas de cine, música o literatura
Preguntas Cine- Orden Alfabético
Archivo de Noticias
Autores de las críticas, biografías, respuestas...
Aviso Legal
Publicítese en AlohaCriticón
Contacto

Libros Aloha Discos
Libros Críticas Cine Clásico
Fallo XXI Certamen de Relato Corto
Algunas Críticas
-> Capitán América: El Soldado De Invierno
-> Ocho Apellidos Vascos

-> Y Muchas Más...

Intérpretes
-> Andrew Garfield
-> Emma Stone

-> Y Muchos Más...

Clásico
-> Evelyn Ankers
-> El Hombre Leopardo

-> Y Muchos Más...

Preguntas Cine
-> Bette Davis inculpando a otra...
-> Estación Polar Con Monos

-> Y Muchas Más...

Más AlohaCriticón
> Libros - ViajeLiterario
> Música - AlohaPopRock
> Trivial Aloha de Cine, Música y Literatura
> RSS

Cuando El Destino Nos Alcance (1973) de Richard Fleischer - Crítica
Compartir:  Compartir en Facebook   Compartir en Twitter   Compartir en Google Buzz   Añadir a Yahoo   Enviar a Meneamé   Enviar a Digg   Enviar a MySpace   Enviar a un amigo
Puntuación lectores
7.6/10Vota tú esta película

cuando el destino nos alcance soylent green cartel poster

CUANDO EL DESTINO NOS ALCANCE (1973)

Dirección: Richard Fleischer.
Intérpretes: Charlton Heston, Edward G. Robinson, Leigh Taylor-Young, Chuck Connors.

Nueva York, año 2022. La ciudad se encuentra superpoblada y la gente está siendo alimentada principalmente por una materia llamada Soylent Green.

En ese contexto un veterano agente llamado Robert Thorn (Charlton Heston) investiga el presunto asesinato de un hombre adinerado llamado William R. Simonson (Joseph Cotten).

Charlton Heston de nuevo, tras “El planeta de los Simios” (1968) y “El último hombre…vivo” (1971), protagonizando una película de corte apocalíptico, centrando ahora la perspectiva negativa del futuro de la humanidad en los peligros de la superpoblación y sus nefastas consecuencias: hacinamiento, pobreza, carestía de alimentos, diferencia de clases, contraste de viviendas y de vidas…

“Cuando el destino nos alcance (Soylent Green)”, título de ciencia-ficción con guión de Stanley R. Greenberg basado en la novela "Make Room!, Make Room!" de Harry Harrison, desarrolla una intriga policial significada por un escenario desastrado y descorazonador, propicio para torticeras componendas del poder y lamentos por tiempos mejores en un sistema corrupto.
La historia es interesante pero le falta un antagonista mejor definido y de mayor peso, que ayude a compactar un conjunto manejado con una creciente tensión cuyo clímax, presuntamente sorprendente, viene desarmado por las escenas previas.

La interpretación de Edward G. Robinson en la última película de su carrera, desprende una fenomenal química con Heston en las escenas conjuntas, la tirantez entre una población hambrienta y la atmósfera macilenta proclive a la transgresión, están transmitidas con suficiencia por Richard Fleischer, algunos diálogos y momentos que rememoran el placer y bienestar de lo sencillo y la comunión del hombre con la naturaleza resultan bastante plausibles, y la propia presencia heróica de Charlton Heston, entre dura y cínica, conceden los valores positivos a este thriller de mensaje malthusiano y ecológico que cuenta con el protagonismo femenino de Leigh Taylor-Young en el funcional papel romántico al lado de Heston.
El gran Joseph Cotten interviene en una breve pero importante aparición que provoca la detonación del asunto.

Enlaces

Richard Fleischer
Charlton Heston
Edward G. Robinson
Joseph Cotten



Espectacular adaptación cinematográfica de la novela “Hagan sitio, hagan sitio" de Harry Harrison, en la cual se nos muestra una ciudad como Nueva York en el año 2022 con la increíble cifra de 40 millones de personas y sin duda una de las obras maestras del cine de ciencia-ficción que han tenido un reconocimiento un tanto tardío a la hora de reconocer su gran e importante aportación y valor intrínseco al género en las posteriores décadas de películas con similar temática y trasfondo apocalíptico.

Lo mejor de este título, aparte de sus protagonistas es, sin duda, la historia en sí descrita como si de un relato de investigación policíaca se tratase. Su director, Richard Fleischer, era todo un experto en la materia y haciendo uso de su experiencia en el cine negro de los años 50, toda la película describe el empeño de su protagonista principal por resolver el caso que le ha sido asignado, el asesinato de un miembro de la junta de gobierno de una importante corporación, la Soylent.
Está narrado con solidez en un desarrollo que no decae en ningún momento y con un tema tan de actualidad como es la de la alimentación mundial que por muy increíble que parezca su tratamiento, no por eso quiere decir que sea imposible.

No obstante también es una película reivindicativa que describe aparte de los problemas de alimentación a nivel de población mundial, los de índole ecológica, de hecho todo el film está construído con una estética decadente y sórdida a nivel urbano e intelectual inevitablemente envejecida, influenciada por la época en la que se realizó, como fueron los años 70.
Tal y como se va viendo en los primeros minutos de la película, también existen las diferencias sociales de los más desfavorecidos que incluso llegan a vivir en coches destartalados como sus únicas moradas y los privilegiados en lujosos apartamentos con todas las comodidades.

La ambientación decadente sin duda es lo más conseguido del filme teniendo en cuenta que se realizo con un presupuesto muy bajo y sin tener que recurrir a un uso excesivo de costosos efectos especiales y fondos digitales que se hacen en la actualidad, resulta ser todo un ejemplo que los cineastas de hoy en día deberían tener muy en cuenta ya que con ello se demuestra que se puede hacer buen cine con buenas y originales historias en pocas palabras, y como los mejores efectos especiales son aquellos que no se notan para nada en absoluto. Esta película es el mejor ejemplo de ello.

También hay que destacar la concepción y el desarrollo de los personajes principales protagonizados por Charlton Heston como el duro e incorruptible detective Thorn, y Edward G. Robinson realmente magistral a la hora de interpretar a su ayudante Sol Roth, en la que por desgracia seria su última gran aparición en la gran pantalla.
También es importante el personaje femenino de Shirl, protagonizada por Leigh Taylor-Young, pieza clave, junto a los dos personajes mencionados anteriormente, para resolver el horrible desenlace de la película, más en el caso de Roth que en un último esfuerzo por dar a conocer la terrible verdad que se oculta en la elaboración de las galletas Soylent Green se auto-inmola en “El Hogar” para que Thorn divulgue la verdad al mundo entero haciendo uso de su cuerpo como guia hacia la factoria donde se elabora el Soylent Green.

En pocas palabras es una película muy recomendada para todos los aficionados al género, sobre todo de las películas de anticipación con ciertos toques de realidad actual.

Rostov

Enlaces

Richard Fleischer
Charlton Heston
Edward G. Robinson
Joseph Cotten

© Aloha Criticón. Todos los derechos reservados.

 

Estrenos con Tráilers


Críticas


Estrellas

Aloha PopRock El Criticón Viaje Literario
Biografías y discografías
Novedades discográficas
Discos Recomendados
Preguntas Rock
Críticas de discos
RadioPsico60s
Libros-Guías Rock
Trivial Aloha
Estrenos de cine
Novedades en DVD
La Taquilla
Películas recomendadas
Críticas de películas
Estrellas del cine actual
Intérpretes cine clásico
Libros Cine Clásico
Novedades literarias
Libros más vendidos
Literatura en el cine
Libros recomendados
Biografías de escritores
Comentarios de libros
Certamen Relato Corto
Citas de escritores
© Aloha Criticón. Todos los derechos reservados.
Aviso Legal |  ¿Quiénes somos? |  Publicidad |  Contactar |  RSS  ]