• Por Antonio Méndez

el planeta de los simios cartel critica planet of the apes
Dirección: Franklin J. Schaffner.
Intérpretes: Charlton Heston, Kim Hunter, Roddy McDowall, Maurice Evans.

Película basada en una novela de Pierre Boulle (“El Planeta De Los Simios”, Editorial Plaza & Janés). Con guión de Rod Serling (“Asalto Al Queen Mary”, “Siete Días De Mayo”) y Michael Wilson (“Un Lugar En El Sol”, “Operación Cicerón”).

“El planeta de los simios” narra la epopeya de una expedición de astronautas estadounidenses dirigidos por un personaje desencantado con sus congéneres, el coronel George Taylor (Charlton Heston), que en su viaje espacial y experimental terminará cayendo en un planeta desconocido a trescientos años luz de su partida. Tras vagar en busca de señales de vida sus componentes descubrirán que este nuevo mundo se encuentra dominado por simios de diferentes especies.

Un hito en el género de la ciencia-ficción cinematográfica y toda una estimulante y generalmente subestimada alegoría sobre la condición y el futuro del ser humano realizada con inteligencia por el director Franklin J. Schaffner (“El señor de la guerra”) y adaptada con gran talento e ironía desde el libro de Pierre Boulle por Michael Wilson (“El puente sobre el río Kwai”) y Rod Serling (creador de la serie “The Twilight Zone”).

Realmente brillante la realización de Schaffner, que describe con gran intensidad y manejo de los recursos visuales (buena utilización del zoom y de la cámara en mano, vibrantes planos desde helicóptero, perfecto sentido de la expresividad emocional con el uso de planos cortos y generales y, sobre todo, una hábil consecución de situaciones de suma y rara intensidad con un dominio magnífico del espacio y la ubicación de sus caracteres en el mismo) esta fabulación sobre el destino de la civilización humana que diatriba sobre el campo evolutivo y sobre la conciencia del hombre como simple animal, el animal más peligrosamente destructivo.

Atmosférica, idónea partitura musical de Jerry Goldsmith, histórico maquillaje del especialista John Chambers y enorme interpretación de Charlton Heston para un título perjudicado por las postreras secuelas, bastante inferiores a la película original. El plano final permanecerá como uno de los momentos más impactantes de toda la historia del cine.

Fichas en AlohaCriticón

Franklin J. Schaffner
Charlton Heston


Película que ya forma ya parte de la historía del 7º Arte Cinematográfico y del Cine de Ciencia-Ficción en general basada en la novela del mismo título escrita por el francés Pierre Boulle “El Puente sobre el Río Kwai” (1958) y uno de tantos proyectos que costó dar a luz por empeño de su productor Arthur P. Jacobs tras haber sido rechazado por muchas productoras para llevarlo finalmente a la pantalla grande con el respaldo y el apoyo del actor Charlton Heston que volvio a trabajar de nuevo con el director Franklin J. Schaffner ” El Señor de la Guerra” (1965) en esta magistral obra filmica que pone en cuestión la teoría de la evolución expuesta por Charles Darwin a la viceversa convirtiéndose en un fenómeno cultural del siglo XX dando lugar a otras cuatro películas con el consiguiente merchandinsing a lo largo de la década de los años 70.

La película en si nos muestra la historia de cuatro astronautas tres hombres y una mujer que se han prestado voluntarios para realizar un viaje espacial sin retorno de miles de años de duración y a la velocidad de la luz según la teoría del Dr. Otto Hasslein (en la ficción) a.k.a. Albert Einstein en la que ellos apenas envejeceran un año durante la duración de su viaje, los tres astronautas aterrizan en un planeta desértico pereciendo la mujer durante el viaje y con apenas provisiones para sobrevivir.

Pronto se darán cuenta de que el planeta en si alberga vida tal y como ellos sospechaban, pero encontrarán a una tribu de hombres y mujeres que conviven en condiciones salvajes con una especie dominante del planeta: Los simios una sociedad dividida entre los pacíficos chimpances y los belicosos gorilas que practican un peligroso deporte de la caza de hombres como si de animales de tratasen.

La película supuso un gran reto tanto para el equipo técnico como artístico, ya que trasladar el libreto de Boulle iba a suponer en un principio un importante desembolso en su presupuesto por parte de la Twentieth Century Fox ya que está productora no atravesaba en aquella época por su mejor momento tras muchos fracasos comerciales con otras producciones teniendo en cuenta también que EE.UU estaba implicado de manera directa en la guerra de Vietnam entre muchos otros problemas políticos que sucedieron en aqella época.

Pierre Boulle no le dió mucha importacia ni fe en que el proyecto de adaptar su libro fuese algo posible, ya que nunca lo valoró y penso que su libro en si era una obra de segunda mano que no triunfaría en el cine. Se equivocó.

Hubo dos factores importantes que ayudadon a que ello fuera posible uno de ellos fué contar con un experto en construcción y elaboración de protesís y miembros amputados para los veteranos heridos de guerra , este hombre era John Chambers, que contó con un personal de 80 maquilladores trabajando día y noche para la elaboración de las máscaras y el maquillaje que los actores debían de llevar puestos para interpretar a los simios ganando con su labor un Oscar honorífico otorgado de manera especial por la academía, y el segundo factor fué la de contar con un guión elaborado por Michael Wilson y el experto escritor en ciencia-ficción Rod Serling “En los Límites de la Realidad” adaptando de manera muy libre y desde otro punto de vista muy original a la obra de Boulle.

Dado que el presupuesto de la película había aumentado hasta los 5,8 millones de dólares el director artistico William J. Creber tuvo que diseñar una cuidad primitiva inspirándose en fotografías de antiguas cuevas cavadas en la roca de una región de Turquía lo cual abarató y mucho el coste a la hora de construir los decorados de cartón piedra, donde iban a desrrollarse la mayor parte de la trama de la película.

Schaffner demostró con esta producción ser todo un virtuoso y un innovador profesional detras de la cámara al igual que el resto del equipo como el director de fotografía Leon Shamroy y los espectaculares efectos visuales de L.B. Abbot, Art Cruickshank, Emil Kosa Jr. y Wah Chang a ellos se deben y sobre todo a Emil Kosa la sorprendente secuencia final de la playa cuando nuestro protagonista se encuentra frente a frente con una terrible verdad. En pocas palabras esta verdad resulta ser el destino final del hombre y las consecuencias de su estupidez por el poder y la egemonía en un pasado que el no ha vivido ni ha sido testigo, pero que desgraciadamente le marcará para siempre que fué filmada en Zuma Beach California siendo el resto filmado en exteriores en la mencionada California, Utah y Arizona.

La histórica secuencia final ha sido obra de multiples homenajes como de parodias tanto en películas, como en programas de televisión como por ejemplo “La Loca Historia de las Galaxias” (1987) de Mel Brooks, la serie de animación “Los Simpson” y en la campaña publicitaría de Telefónica Movistar (2006) pero sin duda donde más se utilizó fué en las manifestaciones contra la proliferación de las armas nucleares en todo el mundo la que más revindicación tuvo que incluso se envió un documental para su presentación en la OTAN con el único fin de poder concienciar a los gobiernos de que la guerra en si es absurda y nada se consigue con ella, ya que el peor enemigo de la guerra, es la guerra en si misma y más en el momento en que se rodó de plena guerra fría, en pocas palabras la película en lleva un mensaje político que es en si, todo un alegato contra el racismo y las ansias del poder de aquellos que poseen la capacidad de pensar libremente y de matar a sus semejantes.

Cabe destacar también que el papel protagonista del despreciable orangután Dr. Zaius iba a ser interpretado en un principio por Edward G. Robinson ya que este realizó una prueba de pantalla el día 8 de Marzo de 1966 filmada por el propio Schaffner con un coste de 5000 dólares pero finalmente lo rechazó por que el actor no soportaba las largas y agotadoras sesiones de maquillaje siendo finalmente sustituido por Maurice Evans.

Es una película sumamente espetacular que marco un nuevo registro interpretativo por parte del actor Charlton Heston que anteriormente nos tenía acostumbrados a verle en superproducciones históricas y que en esta producción paso de ser un heroe a convertirse en una víctima de una sociedad dominada por las bestias.

Rostov

Fichas en AlohaCriticón

Franklin J. Schaffner
Charlton Heston

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:106    Promedio:4.6/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar