• Por AlohaCriticón

EL FANTASMA DE LA ÓPERA (2004)

Director: Joel Schumacher.

Intérpretes: Gerard Butler, Emmy Rossum, Patrick Wilson, Miranda Richardson.

En la Ópera de París cunde el pánico al sucederse unas misteriosas apariciones que parecen ser provocadas por la presencia de un fantasma (Gerard Butler), un ser oculto que está enamorado de una joven bailarina y cantante, Christine (Emmy Rossum), a la que el fantasma pretende llevar hacia la fama profesional.

Joel Schumacher es difícil que algún día llegue a realizar una gran película, un film trascendente que vaya más allá de su perenne y fagocitador esteticismo. Es el usual director que sobrepone el estilo por la sustancia, algo muy normal en estos desequilibrados tiempos que corren, en los cuales se valora más la envoltura que el objeto y la superficie que la hondura, porque alcanzar esta última es tarea bastante difícil en cualquier aspecto de la vida y más en este período del cine nacido, por lo general, para el merchandising y los sorbidos de refrescos burbujeantes de cola.

La obra romántica de Gaston Leroux, enfocada desde la óptica musical de Andrew Lloyd Weber, es trasladada por Schumacher con un sentido kitsch del espectáculo, algo muy válido si el mismo, perpetrado con boato y lujo de medios, no pecara de barroquismo excesivo y de una estética de anuncio navideño de colonia, sin conllevar el sentido visual una paridad en el aprovechamiento de las emociones de una historia que se presume apasionada, cayendo en un pesado melodramatismo con diálogos estridentes y un concepto falto de arrebato sentimental.

No se extrema la sensibilidad del asunto, ni se conquista con la puesta en escena, ni se maravilla con las canciones, ni se encandila con las melifluas interpretaciones, ni se avivan los elementos románticos, de suspense o misterio, conocidos por todos, sumiéndose durante su interminable metraje en el sopor, la derivación en todos sus procederes y la fidelidad a su raíz teatral, hecho que tampoco resulta algo positivo en una propuesta cinematográfica.

Para disfrutar de “El fantasma de la Ópera” nada mejor que recuperar la versión muda de Lon Chaney o, en formato musical de ópera-rock, revisitar “El fantasma del paraíso” de Brian de Palma.

Enlaces

Joel Schumacher

Emmy Rossum

Gerard Butler

Patrick Wilson

Minnie Driver

Un hombre que se oculta de una realidad que no lo acepta debido a una

deformación de su rostro habita bajo la Casa de la Ópera de París donde

aterroriza a sus habitantes, hace llamarse El Fantasma (Gerard Butler). Un

día descubrirá a una hermosa joven, Cristine (Emmy Rosum), a la que enseñará

a cantar mientras sin quererlo se enamora de ella de tal forma que cuando

ésta empieza a ser pretendida por el joven Raoul (Patrick Wilson) se

desencadenarán sucesos llenos de ira, locura y pasión. Todo ello

ambientado con unos decorados excesivamente barrocos, llenos de color,

textura e iluminación, lo cual recuerda a “La bella y la bestia”, además toda

la historia es llevada por canciones.

“El fantasma de la ópera” es uno de los más brillantes musicales que han

existido, a parte de seguir desde hace años representándose en los

escenarios éramos muchos los que deseábamos que fuera adaptada al cine.

Aunque más que una adaptación ha sido una copia exacta, pero mucho mejor de

llevar gracias a la mobilidad que permite el cine.

Desde hace mucho tiempo tenía ganas de verla pero en mi ciudad no tenía la

esperanza de que se representase. Debo dar las gracias a los responsables

del film por hacer que esta historia llegase hasta mí, porque ahora no puedo

dejar de tatarear las canciones y ver una y otra vez las escenas.

En cuanto a los actores me ha gustado muchísimo la interpretación de Emmy

Rosum ( Cristine, la protagonista) y Gerard Butler (El fantasma), los

responsables del doblaje en castellano son fabulosos, sin embargo nunca se

puede competir con la versión original.

Recomiendo esta película a los amantes del romanticismo de finales del siglo

XIX, a los enamorados de la música porque sin duda disfrutarán de esta

inigualable historia de época. Más allá de lo bueno o malo que sea el

director o los actores es una historia que merece ser vista, tal vez no sea

magnífica la puesta en escena pero es tan fiel que no puede ser mala, hay

que captar la esencia de la trama, todo está en el argumento, ¿qué harían si

han sido rechazados toda su vida por el mundo y un buen día alguien que

parecía estar interesando en ustedes le abandona? Eso es lo único que deben

preguntarse.

Disfrútenla.

Yesica Prol

Enlaces

Joel Schumacher

Emmy Rossum

Gerard Butler

Patrick Wilson

Minnie Driver

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:122    Promedio:4.2/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar