• Por Antonio Méndez

solteron-domado-cartel-criticaDirección: Castellano y Pipolo.
Intérpretes: Adriano Celentano, Ornella Muti, Edith Pears, Pippo Santonastaso.

Con guión de Castellano (“Mi Mujer Es Una Bruja”) y Pipolo (“Manos De Seda”).

Sinopsis

Un periodista llega al pueblo de Elia Codogno (Adriano Celenteno), agricultor soltero que está a punto de cumplir los cuarenta años y que es conocido por su carácter antipático, arisco, que ama a los animales y no soporta la compañía de humanos.
Todos le dicen que se case para que cambie de vida, pero Elia no está por la labor.
Una noche de lluvia llama a la puerta de su casa una atractiva joven llamada Lisa (Ornella Muti), cuyo coche se ha estropeado.

Crítica

Esta comedia es una de las más celebres del actor y cantante italiano Adriano Celentano.
Dirigida y escrita por la pareja Castellano (Franco Castellano) y Pipolo (Giuseppe Moccia), su principal gracia estriba en la caracterización de Celentano como misántropo intratable, que abomina de sus congéneres, habla con los animales y aplaca sus instintos coitales cortando leña.

elfierecillo-domado-ornella-muti-fotos-adriano-celentanoLa evolución de su batalla romántica con Ornella Muti, tras un encuentro accidental, es previsible pero simpática, hay química entre la pareja, y las situaciones y los diálogos apuntalan con suficiente inventiva la arisca personalidad del protagonista masculino en defensa de sus principios ante la seducción de la atractiva Ornella.

También es destacada, para crear humor, la participación recurrente de secundarios como Edith Peters, en el papel de la criada Mamie, o de Sandro Ghiani como el gasolinero.
Lo más flojo del film, con un título derivado de la obra “La Fierecilla Domada” de William Shakespeare (no en vano existen ediciones de la película llamadas “El Fierecillo Domado”), es el absurdo del clímax con el partido de baloncesto.

El guión de Castellano y Pipolo utiliza la parodia, la caricatura, el absurdo, la ironía, los contrastes… en un válido enredo cómico-romántico en el que Celentano tanto hace flexiones en una mesa de billar como pisa uvas en plan baile discotequero.

Fichas en AlohaCriticón

Adriano Celentano
Ornella Muti