• Por Antonio Méndez

expediente-anwar-el-caso-enfieldDirección: James Wan.
Intérpretes: Vera Farmiga, Patrick Wilson, Madison Wolfe, Frances O’Connor.

Secuela de “Expediente Warren” (2013). Con guión de Carey Hayes (“Expediente Warren”, “La Casa De Cera”), Chad Hayes (“Expediente Warren”, “La Cosecha”), James Wan (“Saw”, “Silencio Desde El Mal”) y David Johnson (“La Huérfana”, “Ira De Titanes”).

Sinopsis

El matrimonio formado por Lorraine y Ed Warren (Vera Farmiga) se traslada al norte de Londres para ayudar a una una madre con cuatro hijos que está sufriendo apariciones espectrales en la casa en la que residen.

Crítica

James Wan continuó las andanzas de los “cazafantasmas”, devotos cristianos, Lorraine y Ed Warren, en este film que supera en interés la anterior entrega de “Expediente Warren”.

La trama de posesión demoníaca y casa encantada se inspira en el caso real de un presunto fenómeno poltergeist en la localidad británica de Enfield, un controvertido suceso paranormal de los años 70 que enfrentó a investigadores sobre la veracidad de los hechos. Al final parece que todo fue un fraude.

expediente-warren-el-caso-enfield-fotoEn el film, por el contrario, las disquisiciones sobre tal veracidad se manifiestan ligeramente, y con un objetivo claro de conceder autenticidad al suceso teniendo a la fe como sostén de la batalla entre el bien y el mal, a la creencia de un mundo espiritual regido por fuerzas superiores, a la búsqueda del orden familiar y sentimental.

Al margen de tales cuitas esotérico-religiosas, el film está narrado por Wan de forma plausible. Maneja con equilibrio, atmósfera y elegancia el espacio para crear suspense, sabe tensionar la historia sin emplear gratuitamente la violencia, configura correctamente la ambientación setentera, los personajes tienen entidad dentro de sus caracterizaciones funcionales, y funde con talento sus influencias, desde la Hammer a John Carpenter pasando por el terror gótico o los giallo italianos.

Fichas en AlohaCriticón

Vera Farmiga
Patrick Wilson
Franka Potente
Frances O’Connor