• Por Antonio Méndez

lana-del-rey-chemtrails-over-the-country-club-albumCrítica

Disco de Lana del Rey con su emocional pop de cantautora en tempo lento, romántica, melódica, composiciones con clase en envolturas folk, jazz, soul…
Co-produce y co-escribe el álbum Jack Antonoff (Bleachers, Fun), músico que también toca gran parte de los instrumentos.

Se abre el álbum con la balada con piano “White Dress”, con Lana recordando sus tiempos en los que tan solo era Lizzy Grant. No existía Lana del Rey, Lizzy era una camarera y tocaba su guitarra en la calle.
Es la típica pieza nostálgica de la autora en recuerdos… escuchaba jazz, escuchaba rock, a los White Stripes… con voz susurrante, en ocasiones ahogada por la fragilidad, en una pieza desnuda pero con estilo que en ocasiones recuerda a Margo Guryan.


lana-del-rey-chemtrails-album-reviewSeguimos con recuerdos en la canción que titula el LP, “Chemtrails Over The Country Club”, evasión romántica con la pareja, evasión con la familia.
Estupenda melodía con arreglos sutiles de cuerda (Dan Heath) y viento (Evan Smith) en un vals dream pop que recae de nuevo en un tono nostálgico. Pérdida de anonimato. Recuerdos juveniles.

“Tulsa Jesus Freak” muestra dotes poéticas sobre el tópico de una relación complicada, pasional… vamos a estar al rojo vivo toda la vida… a través de un atmosférico y envolvente jazz pop interpretado con clase y sensibilidad.

Otro corte lento y romántico con piano es “Let Me Love You Like a Woman”, con guiños a Prince en el texto… perdidos en la lluvia púrpura… déjame amarte como una mujer, abrazarte como a un niño, llevarte al infinito… Coros soul, toques de slide y un estilo cantautora 70s a lo Carole King.

Lana en remedo David Lynch con “Wild At Heart”, pasional balada con trazos country y folk… incluso en los malos momentos, veías lo mejor de mí.




Una pena tanta balada. La monotonía en tono y tempo termina resultando cansina, sublimada en parte por la labor melódica.

“Dark But Just a Game” es un corte destacado.
Interpretación susurrante, laxa, sobre cambios, sobre la fama, sobre ser fiel a uno mismo… La canción tiene cierto aire de bossa nova con arreglos siempre sutiles, elegantes.

lana-del-rey-critica-disco-2021Guiños a Tolkien en el título de “Not All Who Wander Are Lost”, un tema con guitarra acústica, voz doblada y resonancias a lo Kate Bush con uso del falsete que lleva a la pieza también a un ambiente orientaloide o hawaiano.

Más guitarra acústica y nostalgia en “Yosemite”, corte folk co-escrito con Rick Nowells, en donde la cantautora estadounidense vuelve hacer recaer la lírica en recuerdos, por ejemplo de ver en televisión “Qué Verde Era Mi Valle” de John Ford.
Buen estribillo el de esta canción con tenue percusión.


Otro guiño, en este caso a Neil Sedaka, en “Breaking Up Slowly”… romper lentamente es duro… con cita a Tammy Wynette en la enésima balada, ahora con más claves country folk y compuesta y cantada junto a la cantante country Nikki Lane.

Y más balada nostálgica con “Dance Til We Die”. Ya cansa.
Término de álbum con “For Free”, versión de una canción de una de sus maestras, Joni Mitchell, que la rubia canadiense incluyó en su disco “Ladies Of The Canyon” (1970).
Aquí, Lana del Rey graba la canción con la colaboración de Weyes Blood y Zella Day.
Talento en modo inercia.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:11    Promedio:3.1/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar