• Por Antonio Méndez

ejercito-ladrones-poster-criticaDirección: Matthias Schweighöfer.
Intérpretes: Matthias Schweighöfer, Nathalie Emmanuel, Ruby O. Fee, Stuart Martin.

Con guión de Shay Hatten (“John Wick: Capítulo 3: Parabellum”).

Sinopsis

Sebastian Schlencht-Wöhnert (Matthias Schweighöfer), experto en abrir cajas fuertes, trabaja en un banco de la ciudad alemana de Postdam.
Su vida solitaria y monótona cambia cuando, tras subir un vídeo sobre cajas fuertes a Internet, es requerido para participar en un concurso de apertura de cajas que le introduce a Gwendoline Starr (Natahlie Emmanuel), una ladrona internacional que pretende robar las tres cajas creadas por el legendario Hans Wagner, ubicadas en distintas partes del mundo y llamadas según “El Anillo De Los Nibelungos” de Richard Wagner.
En el grupo, Sebastian termina llamándose Ludwig Dieter, como el personaje de cómic cuando era niño.

Crítica



ejercito-ladrones-pelicula-review-netflixPrecuela de la fallida “Ejército De Los Muertos” con Zack Snyder ahora como productor de una película dirigida y protagonizada por el alemán Matthias Schweighöfer.

La historia diverge completamente de género de su “secuela”.
Los zombis se relegan a señalar el inicio del apocalipsis en Nevada como contexto de la acción y al recurso onírico para ligar al personaje central con sus andanzas futuras con Dave Bautista y compañía, y lo que nos ofrece el film, al estilo de “The Italian Job”, es una trama de robo con trabajo en equipo medio friki, trazos de humor y romance en distintas localizaciones europeas: París, Praga, Suiza…
Nada nuevo bajo el sol.

Se inicia con cierta gracia y narrativa ágil, con un personaje inadaptado retratado en su rutina bancaria que impulsa su existencia monótona con una clave de personaje fuera de contexto, el tipo común, gris, en un grupo de criminales.
Rápidamente se crea el ineludible vínculo romántico y una presentación de grupo “profesional”.
Todo muy típico en este tipo de cintas.

Schweighöfer logra manejar el relato con dinamismo y dota a su protagonista de suficiente atractivo como para seguir sin aburrirse sus peripecias urbanas perseguidas por la Interpol.
Una lástima que esas ligeras peripecias, adornadas con la mitología germánica de los Nibelungos y la música de Richard Wagner, progresen de forma muy repetitiva, sin giros de interés y con personajes secundarios de escaso jugo, perdiendo fuelle la historia con el paso de los minutos.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:0    Promedio:0/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar