• Por Antonio Méndez

umberto-d-cartel-critica-sinopsisDirección: Vittorio de Sica
Intérpretes: Carlo Battisti, Maria Pio Cassilio, Lina Gennari, Ileana Simovi.

Con guión de Cesare Zavattini (“Ladrón De Bicicletas”).

Sinopsis

En Roma, Umberto Doménico Ferrari (Carlo Battisti) acude junto a su perro Flike a una manifestación de jubilados exigiéndole al gobierno que suba sus pensiones míseras.
Dispersados por la policía, ya que la manifestación carecía de permiso, Umberto, con deudas crecientes, regresa a la habitación en la que casa en la que vive, propiedad de Antonia Belloni (Lina Gennari), que le requiere el pago de la deuda o será expulsado de la habitación.
Umberto tendrá que sacar dinero de donde sea.

Crítica

umbertod-movie-review-fotosPelícula neorrealista que, al igual que en las previas “Ladrón De Bicicletas” y “El Limpiabotas”, reunió al director Vittorio De Sica con el guionista Cesare Zavattini para narrar las desventuras urbanas de un personaje en busca de supervivencia y ánimo vital, un magistral Carlo Battisti en su único papel cinematográfico.

Battisti es un jubilado solitario, sin familia próxima, un exfuncionario de obras públicas que lucha por permanecer en la habitación en la que lleva veinte años.
Le falta dinero.
Lo intenta vendiendo un reloj, libros… acompañado por su fiel perro Flike, encontrado simpatía en la joven sirvienta Maria (entrañable la relación de Battisti con la debutante Lina Gennari) y despreciado por su casera, que convierte su casa en un picadero y en una exhibición operística.

El film muestra la dureza de la vida, alternando realidad con poética, con un uso magistral de la narración, ubicando al individuo en desamparo en una ciudad llena de vida, de vidas, cada uno la suya y a lo suyo; la necesidad de compañía, de empatía, de afecto…

De Sica, con la ayuda de G. R. Aldo, retrata la urbe romana de posguerra y las relaciones de personajes alternando crudeza y ternura, con sensibilidad, tanto en primeros planos como en generales, captando en localizaciones exteriores naturales y en interiores el ánimo desesperado de su protagonista, en los diálogos, en los silencios, miradas, gestos…
Magnífica película.