• Por Antonio Méndez

Crítica

Y después de la descarga eléctrica, Neil Young, como es habitual, aparca a los Crazy Horse para entregarnos la versión acústica de su escritura que ha deparado maravillas como “Harvest” o “Comes a Time”.

Con “Prairie Wind”, Young retoma básicamente sonidos ya explorados en “Harvest Moon” y en otros discos de pautas parecidas, por ejemplo el cercano “Silver and Gold”, con melodías, tempos, tonos y claves instrumentales country-folk con apuntes blues, soul y gospel, que parecen un reciclaje de discos de mucha mayor calado que éste, que depara un conglomerado de rememoraciones paternas (como tributo a su padre, recientemente fallecido), evocaciones existenciales de cariz melancólico, memorias de Elvis Presley, apuntes poético-románticos, y conseguidas imaginerías de ubicación bucólico-pastoril.

neil-young-critica-de-discosA pesar de estar lejos de sus mejores momentos, “Prairie Winds” es un disco de bellas canciones y contiene algunas escuchables piezas de calmo tempo, aunque recuerden demasiado a otros temas previos para los duchos en su extensa y recomendable discografía. No obstante, el conjunto siempre ofrece momentos de gran intensidad lírica y valía melódica.

Una de las mejores piezas de este álbum menor de Neil (aunque mayor para casi todos los otros músicos del urbi et orbi), que parece construido con desechos de sus grandes obras, es “The Painter”, cálida, melódica pieza con la pedal steel de Brian Keith. Afirma en sus texto que si intentas seguir todos tus sueños puedes acabar perdido.

También son apreciables “Falling Off the Face of the Earth”, emocional balada de (se supone) agradecimiento a su padre en el que Neil canta con alta sensibilidad en falsete; “Far From Home”, en donde vuelve a acordarse de su padre en textos memorativos de ambiente natural con un desarrollo blues-soul, arreglos de viento y sonidos de armónica; “It’s a Dream”, delicada balada country con piano, arreglos de cuerda y lírica evasiva del contexto patético en el que vivimos en imágenes tranquilas y luminosas de tipo rural; o “Here For You”, hermoso, maravilloso medio tiempo de base romántica.

Para el que desee disfrutar del Neil acústico de trascendencia nada mejor que pinchar los mentados “Harvest” o “Comes a Time” y dejarse lisonjear por la gran magnitud de esas imperecederas obras maestras.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Neil Young


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:21    Promedio:4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies